1 de abril de 2013 / 09:58 p.m.

Ciudad de México • El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra indicó que la nueva Ley de amparo “vamos a tener una justicia expedita, y señaló que seguramente, en algunas partes del amparo se tendrá que revisar la ley.

En entrevista para Radiofórmula, Arroyo Vieyra también indicó que con las modificaciones a la ley, el amparo se podrá dar de una forma muy rápida y ágil, ya que había ocasiones los juicios eran interminables, “porque se podían pedir amparos contra cualquier razón”, y “se revisaba el amparo, y se enviaba, y lo volvíamos a revisar, y regresábamos al inicio. Había juicios que duraban 20 años”.

Además, durante el acto de la promulgación de la Ley de amparo, Francisco Arroyo afirmó que los legisladores tienen la convicción para seguir adelante en el "camino de las reformas", emprendido para el bienestar de los mexicanos.

También enfatizó que "lograr los acuerdos es cumplir con nuestra obligación; obstaculizarlos no es sino ponernos en la parte más odiada y repudiada en la que la sociedad tiene a la clase política".

En un breve discurso, en Palacio Nacional, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) habló de la labor de los legisladores en lo que concierne a los diputados y la clase política.

"Cuando los legisladores y la clase política nos ponemos de acuerdo no estamos haciendo otra cosa que reivindicar la génesis de la política misma, y hacer de esta actividad una que enaltezca al ser humano y no que lo enlode, lo ensucie o deprede a las instituciones", subrayó.

Respecto a la nueva Ley de Amparo, Arroyo Vieyra dijo que los legisladores la recibieron, y "la estudiamos con profesionalismo, rectitud, responsabilidad y con prisa".

La prisa, argumentó, respondió a que "el país, los mexicanos y la sociedad han esperado tanto por las reformas que tanto ansían, que los legisladores no nos podemos dar el lujo ni por protagonismos, ni por la mezquindad de una renta partidista, ni mucho menos por obstruir, al contrario, de no tener las reformas que están en ciernes".

Expuso que en la nueva legislación de amparo se amplían los márgenes de la legitimidad jurídica, se visualizan los amparos colectivos y se modernizan las herramientas para que inclusive los medios electrónicos de comunicación estén a su servicio.

El amparo es una institución que le servirá a los mexicanos de este siglo y de esta época, y con la nueva ley se abre la posibilidad de una declaración general de inconstitucionalidad, destacó.

A su vez, el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Ernesto Cordero Arroyo, subrayó que con la nueva Ley de Amparo se está poniendo al día el marco legal para proteger de manera más efectiva los derechos de los ciudadanos.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) advirtió que el juicio de amparo es una de las instituciones jurídicas más importantes del andamiaje legal.

Abundó que gracias al amparo el país se convirtió en pionero de la protección de los derechos fundamentales a nivel mundial, y además ha registrado avances importantes en el marco jurídico.

Reconoció, sin embargo, que era evidente que en muchas ocasiones el amparo se utilizaba como un instrumento para evadir la justicia o evitar la aplicación de alguna ley; en otros casos, dijo, la protección del amparo no es efectiva, debido a rigideces y formalismos excesivos del marco jurídico.

NOTIMEX y Redacción.