19 de septiembre de 2013 / 04:29 p.m.

El panista Jorge Luis Lavalle indicó que hubo siete convenios modificatorios a la obra, entre los que destacó el cambio en el procedimiento de excavación y cimentación.

México • La nueva sede del Senado costó casi mil millones más de lo que se había estimado, confirmó el presidente saliente de la Comisión de Administración de la Cámara, el panista Jorge Luis Lavalle.

En el informe de su gestión, que incluyó en la Gaceta del Senado de ayer, el legislador refiere que el monto de la construcción del edificio que se encuentra en Avenida Reforma e Insurgentes, es de 2 mil 623 millones 100 mil pesos.

Esto quiere decir que el costo adicional fue de 923 millones 500 pesos, sobre el de mil 699 millones 600 mil que se programó en un principio.

En el documento, el senador por Campeche precisa que falta por saldar 285 millones a la empresa GAMI, por lo que hasta el momento se han pagado 2 mil 338 millones 100 mil pesos.

Lavalle indicó que se realizaron siete convenios modificatorios a la obra, entre los que enumeró el cambio en el procedimiento constructivo de excavación y cimentación; la renivelación del presidio y podio central, a fin de mejorar la perspectiva visual de los senadores integrantes de la Mesa Directiva; la inclusión de áreas de oficina para las tres vicepresidencias de la Mesa Directiva, y la ampliación de las salas de Protocolo en las áreas de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política.

Detalló que también se hizo una adición al Salón de Comparecencias, con desniveles y disposición de mobiliario e instalaciones que permitirán su funcionalidad, también se construyeron escaleras interiores de comunicación entre los niveles uno y dos del Hemiciclo donde se ubican oficinas de los grupos parlamentarios, y se reconfiguró parte de las áreas de recepción y sala de espera de invitados especiales adjuntas al pleno y a las oficinas de los órganos de gobierno.

Además, se reconfiguraron espacios de las oficinas para las secretarías generales de Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios, se incluyeron áreas donde se instalarán los estudios de televisión del Canal del Congreso, se añadió la construcción y colocación de reja perimetral del inmueble, entre otros cambios.

Para este edifico se contempló una superficie de 74 mil 724 metros cuadrados, a la que se sumaron 2 mil 471.5 metros cuadrados posteriormente. La obra exterior ocupó 11 mil 130.1 metros cuadrados y el total construido es de 88 mil 325.6 metros cuadrados.

Entrevistado al respecto, Lavalle explicó que hasta el momento no se ha concretado la entrega del edifico al Senado y que se tiene un avance de 94 por ciento de la documentación de la construcción, que permitiría ya recibir la sede, aunque aclaró, no se pagará un peso por trabajos que no estén culminados.

“Les comentaba que de acuerdo con el último informe que nos dio el fideicomiso, tenemos más de 94 por ciento de avance, ya solamente estamos a 6 por ciento de poder tener todo el detalle de lo que se hizo, de lo que no se hizo y definitivamente los saldos a favor y en contra resultantes, para ya poder estar en posición no solamente de informarlo, de liquidar y lo más importante, de ya por fin recibir esta nueva sede”, refirió.

Sillones italianos

Existen los recursos para pagar la deuda pendiente, debido a que el saldo disponible del fideicomiso es de más de 920 millones de pesos.

Durante la construcción de la nueva sede del Senado se dio a conocer la compra de mármol chino, la adquisición de sillones italianos para los escaños de los legisladores, entre otras cosas, que fueron instrumentos para criticar el proyecto.

También se compró un equipo de alta tecnología que incluye el sistema de votación electrónica y el audio usado en los eventos del Senado.

OMAR BRITO, ANGÉLICA MERCADO E IVÁN VILLAVICENCIO