7 de agosto de 2013 / 02:15 p.m.

Villahermosa y México • El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, declaró que el daño patrimonial causado por su antecesor, el priista Andrés Granier, es “mucho más” que los mil 900 millones de pesos que hasta ahora se han contabilizado. Sin embargo, no se han girado nuevas órdenes de aprehensión contra el ex funcionario.

“La procuraduría estatal sigue trabajando y, en su momento, va a consignar, pero le puedo garantizar que es mucho más de lo que se reportó”, reveló Núñez, en entrevista posterior a la reunión de la Comisión para el Desarrollo de la Región Sur-Sureste de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

El mandatario perredista también informó que, hasta el momento, no existe alguna orden de aprehensión contra el hijo del ex gobernador, Fabián Granier Calles.

Núñez aseguró que aún esperan un nuevo informe médico que garantice la estabilidad en la salud de Granier para definir el posible traslado a Tabasco, donde enfrentará otros procesos locales en los cuales está involucrado.

“Cuando nos informen que las condiciones lo permitan, seguramente tendrá que estar por acá”, anticipó.

En cuanto al daño patrimonial a Tabasco, indicó que la procuraduría local sigue trabajando “para integrar la averiguación previa completa. Todavía no tenemos los cálculos, pero les adelanto que es mucho más”.

En febrero pasado, Núñez Jiménez aseguró que, tan solo en recursos federales, se tenía comprobada la desaparición de mil 900 millones de pesos, además de adeudos a proveedores, que se han cubierto en más de 60 por ciento.

El pasado 3 de agosto, el juez tercero de distrito en procesos penales federales concedió diferir la audiencia en que Granier debía presentar los documentos con los que garantizará el pago de más de 2 millones de pesos, producto de la acusación emitida en su contra por defraudación fiscal.

La determinación del juez se derivó del estado de salud de Granier, quien permanece en la torre médica del reclusorio de Tepepan, además de las peticiones que presentó su defensa.

Un juez federal fijó para el próximo 14 de agosto la celebración de la audiencia en la que deberá Andrés Granier Melo en el juicio que se le sigue por defraudación fiscal y en la que se definirá si es o no procedente el aseguramiento de sus cuentas bancarias.

Funcionarios del Poder Judicial de la Federación mencionaron que la audiencia fue ordenada por el juez cuarto de distrito con residencia en Villahermosa, Victorino Hernández, misma que tocará desahogar, por exhorto, al juez tercero de distrito de procesos penales federales del DF Ricardo Delgado.

MARIANA OTERO-BRIZ Y RUBÉN MOSSO