16 de marzo de 2014 / 11:53 p.m.

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió consecuencias para Rusia en una conversación telefónica hoy con su colega ruso, Vladimir Putin, tras el referendo de este fin de semana en Crimea sobre una futura anexión.

Obama reafirmó que su país se niega a reconocer el resultado de la votación en Crimea y advirtió al presidente ruso que Estados Unidos y sus socios europeos "están dispuestos a imponer costos adicionales a Rusia por sus acciones".

La Casa Blanca había dicho que se reservaba la opinión sobre las sanciones hasta el lunes después del referendo.

En su llamada Obama subrayó que el referendo de Crimea viola la Constitución de Ucrania y se registró por la fuerza, con la intervención militar de Rusia.

El presidente reiteró que una solución diplomática no puede ser alcanzada mientras que las fuerzas militares rusas continúen sus incursiones en el territorio de Ucrania , y que los ejercicios militares rusos en las fronteras de Ucrania sólo exacerban la tensión.

El mandatario dijo que el secretario de Estado, John Kerry, sigue trabajando con el canciller ruso Serguei Lavrov y el gobierno de Ucrania para encontrar una solución diplomática a la crisis.

Un alto asesor de Obama advirtió a observadores que esperen "sanciones en los próximos días", durante una aparición este domingo temprano en el programa “ Meet the Press" de la cadena NBC.

A su vez, Putin dijo a Obama que la consulta en Crimea es legal y le recordó el precedente de Kosovo, antigua provincia serbia de población albanesa que votó por su separación.

"El referendo en Crimea cumplió todas las normas internacionales", dijo el presidente ruso durante una conversación telefónica con Obama.

Putin destacó que la consulta transcurrió totalmente en coherencia con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas y se tuvo en cuenta, en particular, el famoso precedente de Kosovo.

Los habitantes de la península tuvieron la garantía de hacer uso del libre albedrío y la libre determinación, informó el servicio de prensa del Kremlin en un comunicado.

NOTIMEX