AP
12 de enero de 2017 / 06:04 p.m.

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama pondrá fin a la antigua política migratoria que permite que los cubanos que lleguen a suelo estadounidense se queden y sean residentes legales, dijo el jueves un alto funcionario del gobierno.

La anulación de la política conocida como "pies mojados, pies secos" entrará en vigor de inmediato, de acuerdo con el funcionario. La decisión se da tras meses de negociaciones enfocadas en parte en que Cuba permita el regreso de quienes sean rechazados por Estados Unidos.

El gobierno estadounidense y el cubano tenían planeado emitir un comunicado conjunto más tarde el jueves. El funcionario pidió preservar el anonimato porque el cambio no ha sido anunciado oficialmente.

Dijo también que los cubanos no dieron ninguna garantía sobre el trato que recibirán los repatriados, pero indicó que la solicitud de asilo político sigue siendo una opción para los que teman sufrir persecución si regresan.

Obama usará un cambio de norma administrativa para derogar la referida política migratoria.

El presidente electo Donald Trump podría revertir el cambio una vez que asuma el cargo la próxima semana. Trump ha criticado las medidas Obama para mejorar relaciones con Cuba. Pero eliminar una política que ha permitido que cientos de miles de personas vengan a Estados Unidos sin visa se alinea con el compromiso de Trump de imponer políticas migratorias más estrictas.

La política "pies mojados, pies secos" fue implementada en 1995 por el presidente Bill Clinton tras reformar una política migratoria más liberal. Hasta entonces, a los cubanos que eran capturados en el mar mientras intentaban llegar a Estados Unidos se les permitía quedarse en el país y podían obtener la residencia legal después de un año.