19 de noviembre de 2014 / 04:41 a.m.

WASHINGTON. - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está preparado para reducir el riesgo de deportación de millones de inmigrantes indocumentados que son padres de ciudadanos estadounidenses o de residentes permanentes legales, según una fuente con conocimiento del debate al interior de la Casa Blanca.

Obama ha prometido presentar los detalles de una orden ejecutiva sobre inmigración. La medida podría conocerse esta semana.

La fuente, que pidió no ser identificada, dijo que algunos detalles aún no estaban disponibles sobre qué padres de ciudadanos o residentes permanentes podrían ser incluidos. El Gobierno de Obama, dijo la fuente, ha estado buscando opciones que incluyen a aquellos padres que han estado viviendo en Estados Unidos por cinco o 10 años.

Un colaborador de alto rango de Obama tiene previsto almorzar con los demócratas del Senado el jueves en el Capitolio. El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, quien discutirá el estado de la economía y la agenda legislativa post elecciones, posiblemente será presionado sobre el tema de la inflación en el almuerzo a puertas cerradas.

El lunes, en una entrevista con Univision, el líder de mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid, dijo que Obama debería actuar en el tema de inmigración "ahora".

Se espera que Obama adopte medidas que permitan que algunos indocumentados vivan en el país, al menos de forma temporal, sin la amenaza de ser deportados y que tengan empleo en Estados Unidos.

La orden ejecutiva de Obama también podría incluir más medidas de seguridad en la frontera, según fuentes. Se espera que Obama haga hincapié en que quiere concentrar sus esfuerzos en las deportaciones de residentes ilegales con antecedentes criminales graves.

Obama ha advertido reiteradamente que tomará pasos para corregir los problemas de inmigración debido a que los republicanos en el Congreso se han negado a aprobar cualquier proyecto de ley. El también ha dicho que incluso con sus medidas unilaterales, el Congreso podría reemplazar sus medidas con una ley permanente.

Durante las últimas dos semanas, los republicanos en el Congreso han estado buscando formas de impedir que Obama ejecute estas esperadas medidas, argumentando que sólo el Congreso debería iniciar tales pasos mediante proyectos de ley.

Si bien el Senado aprobó en el 2013 un extenso proyecto bipartidista sobre inmigración, los republicanos de la Cámara de Representantes han bloqueado tal ley, diciendo que primero quieren concentrarse en asegurar más la frontera del país.

FOTO: Efe

REUTERS