REUTERS
26 de abril de 2016 / 04:35 p.m.

Hannover.- El presidente Barack Obama dijo el lunes que Estados Unidos necesitaba una Europa fuerte y unida para mantener el orden internacional e instó a sus aliados europeos a aumentar el gasto en defensa para abordar las amenazas de seguridad como Estado Islámico.

Al finalizar un viaje a Alemania que se centró en los lazos comerciales entre ambos, Obama pidió a los europeos que miraran más allá de las múltiples crisis que enfrentan sus naciones y mantuvieran la unidad que llevó paz a su continente.

"Vine aquí hoy al corazón de Europa para decir que Estados Unidos y el mundo entero necesitan una Europa fuerte y próspera y democrática y unida", afirmó Obama durante una visita a una feria de comercio en la norteña ciudad alemana de Hannover.

Obama dijo que las preocupaciones por la anexión de Crimea por parte de Rusia y el lento crecimiento económico, en particular en el sur de Europa, han llevado a cuestionar la integración del continente y generaron políticas destructivas que alimentaron los temores sobre inmigrantes y personas con religiones diferentes.

Una ola de inmigrantes que huyen de la guerra civil en Siria y de otros conflictos ha aumentado la tensión dentro del bloque y puso presión sobre la canciller alemana, Angela Merkel, cuya política inicial de puertas abiertas afectó su posición política doméstica.

"Este es un momento decisivo, y lo que sucede en este continente tiene consecuencias para todo el mundo", afirmó Obama el lunes.

"Si una Europa unida, pacífica, liberal, pluralista, de libre mercado, comienza a dudar de sí misma, comienza a cuestionar el progreso logrado en las últimas décadas, entonces no podemos esperar que continúe el progreso que se está dando ahora en muchos lugares del mundo", agregó.