23 de abril de 2014 / 03:20 p.m.

Tokio.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a Japón, primera etapa de una gira por cuatro países asiáticos, con el fin de reforzar las relaciones económicas y la seguridad con sus aliados en la región frente a la hegemonía de China.

A bordo del Air Force One, Obama arribó a las 18:45 hora local (09:45 GMT) en el aeropuerto de Haneda, donde fue recibido por la embajadora de Estados Unidos en Japón, Caroline Kennedy y por el embajador japonés en Washington, Kenichiro Sasae, según la agencia de noticias Kyodo.

La visita de Estado de Obama se realiza en medio de un gran despliegue de seguridad, que incluye la movilización de más de 16 mil policías, así como equipos antidisturbios, agentes con perros especializados en la detección de explosivos y 10 mil cámaras de vigilancia.

Tras su recibimiento en el aeropuerto, el mandatario estadunidense acudirá a una cena informal con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el legendario restaurante Sukiyabashi Jiro, conocido como el mejor establecimiento de sushi del mundo.

Mañana jueves, Obama asistirá a primera hora a una ceremonia oficial de bienvenida en el Palacio Imperial de Tokio y posteriormente se reunirá con el emperador Akihito, antes de ofrecer una rueda de prensa conjunta con el primer ministro japonés.

Según un borrador del comunicado conjunto que firmarán Obama y Abe tras la cumbre del jueves asegura que la alianza entre Estados Unidos y Japón desempeñará "un papel impulsor de la paz y la prosperidad en la región".

Durante su visita de tres días a Japón, el jefe de la Casa Blanca también acudirá al santuario sintoísta de Meiji y al Museo de Ciencia Emergente e Innovación.

El viernes, Obama volverá a reunirse con Akihito en el Palacio Imperial para visitas de Estado de Akasaka, donde se hospedará durante su estancia en Japón, antes de continuar su gira por Corea del Sur, Malasia y Filipinas.

Según analistas, el viaje de Obama tiene por objetivo reafirmar las relaciones económicas y la seguridad regional, una estrategia que busca reequilibrar el poder en la región ante la hegemonía de China.

En una entrevista concedida a un periódico japonés antes de partir hacia Asia, Obama expresó su apoyo a Japón en su disputa territorial por las islas conocidas como Islas Senkaku en Japón e Islas Diaoyu en China en el Mar de China Oriental.

La visita de Obama se produce en medio de crecientes tensiones diplomáticas y territoriales entre Tokio y Pekín y en un ambiente de inestabilidad propiciado por las incesantes amenazas de Corea del Norte.

Tras una larga campaña de lanzamiento de misiles, Corea del Norte podría llevar a cabo en los próximos días un nuevo ensayo nuclear, según ha alertado el gobierno de Corea del Sur.

El régimen de Pyongyang ha calificado de gesto "hostil" el viaje de Obama a Japón y Corea del Sur y aseguró esta semana que reforzará por ello su capacidad de defensa.

NOTIMEX