24 de septiembre de 2014 / 04:45 p.m.

Nueva York.-El presidente Barack Obama pidió el martes la liberación del dirigente opositor venezolano Leopoldo López y destacó la labor de Berta Soler,cabeza de la organización disidente cubana Damas de Blanco.

 

Al pronunciar un discurso durante la Iniciativa Global Clinton, organizada por el ex mandatario Bill Clinton, Obama dijo que "nos mantenemos solidarios con quienes están detenidos en este momento".

"En Venezuela, Leopoldo López", señaló antes de nombrar a otros líderes encarcelados en Burundi, Egipto, China y Vietnam. "Ellos merecen estar libres. Deben ser liberados".

López está detenido desde hace siete meses en una cárcel militar a las afueras de Caracas, y enfrenta desde hace dos meses un juicio por hechos violentos ocurridos en la capital en febrero y en el que no se le ha permitido a su defensa presentar pruebas ni testigos.

La mención de Obama se produjo una semana después de que la esposa de López se presentase ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para denunciar la detención de su esposo y de otros disidentes.

No hubo una respuesta inmediata del gobierno de Venezuela a las palabras de Obama. El presidente venezolano Nicolás Maduro no tocó el tema durante una presentación en el distrito neoyorquino del Bronx el martes por la noche.

Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor detenido, dijo en entrevista telefónica con la AP esa misma noche que los comentarios de Obama representan una "luz de esperanza" en la lucha que está librando por la liberación de su marido. Dijo sentirse "muy esperanzada, muy conmovida y orgullosa, orgullosa de saber que en el mundo existen líderes demócratas, líderes que luchan por las libertades".

La esposa del López indicó que espera que la acción de Obama sensibilice a otros mandatarios sobre la situación que enfrenta Venezuela, país que considera carece de libertades y su democracia "está aplastada".

Por su parte, la ex diputada opositora venezolana María Corina Machado también se refirió a las declaraciones del presidente estadounidense.

"Para todos los venezolanos que estamos comprometidos con la lucha por la democracia y la libertad lo menos que esperamos es que los demócratas del mundo, y los jefes de gobierno alcen sus voces por la situación en Venezuela", declaró a la AP.

Dijo esperar que las palabras de Obama contribuyan a que la atención de los medios de comunicación y ciudadanos del mundo se centre en el país sudamericano, pero sostuvo que "hay intereses de orden económico, ideológico y geopolítico detrás del silencio de muchos demócratas que saben muy bien lo que pasa en Venezuela pero que optan por silenciar sus voces".

Obama también se refirió a Berta Soler, la cabeza de las Damas de Blanco, "quien padece acoso y arrestos para ganar libertad para sus seres queridos y para el pueblo cubano".

Maduro critica con frecuencia a Estados Unidos por defender a sus opositores y desde que asumió el puesto hace 17 meses ha expulsado a varios diplomáticos estadounidenses, acusándolos de conspirar contra su gobierno socialista.

Retórica al margen, asegura que quiere mejorar las relaciones con Washington y ha tenido algunos gestos conciliatorios. Este año designó a uno de sus principales asistentes, Maximilien Arveláiz Sánchez, como encargado de negocios en la capital estadounidense e invitó a Obama a que intercambien embajadores por primera vez desde el 2008.

FOTO: APAP