REUTERS
9 de junio de 2015 / 12:44 p.m.

Kruen.- El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo al primer ministro británico, David Cameron, que espera que Gran Bretaña mantenga el gasto militar en un 2 por ciento de la producción nacional, pese a la necesidad de Londres de reducir el déficit de presupuesto, dijo el domingo una fuente británica.

Obama presionó a Cameron sobre el delicado tema en una reunión bilateral en el marco de la cumbre de líderes del Grupo de los Siete países industrializados (G7) en Alemania, en medio de las preocupaciones de Estados Unidos de que el gasto en defensa de su aliado militar más cercano podría caer por debajo del objetivo de la OTAN.

El diálogo se sumará a la presión local sobre Cameron para mantener los gastos en defensa. Muchos de sus legisladores conservadores ya han instado al primer ministro a no reducir el presupuesto militar, algo que hasta ahora se ha negado a descartar.

"Alcanzaron el 2 por ciento", dijo la fuente británica. "El presidente destacó la importancia de Gran Bretaña y Estados Unidos- somos los dos pilares de la OTAN- y dijo que aceptaba los desafíos fiscales pero que esperaba que Gran Bretaña encuentre la manera de cumplirlos", agregó.

Cameron dijo a Obama que Gran Bretaña está cumpliendo con la meta del 2 por ciento por ahora y enumeró una lista de cómo Londres está usando su ejército en todo el mundo, en lugares como Irak, para ayudar a Washington, dijo la fuente.

El gobierno británico tiene previsto llevar a cabo una revisión a su gasto de defensa en el otoño boreal y Cameron, cuyo gobierno ha prometido borrar el déficit tan pronto como pueda, ha declinado reiteradamente confirmar que mantendrá el gasto en el nivel que constituye el objetivo de la OTAN.