21 de febrero de 2014 / 11:04 p.m.

Washington.- El presidente estadunidense Barack Obama recibió hoy, en un encuentro privado, al líder espiritual del Tíbet, Dalai Lama, ignorando las objeciones del gobierno de China y sus advertencias sobre posibles daños en la relación bilateral.

El vocero presidencial Jay Carney insistió que el encuentro en la Casa Blanca, al que no se permitió ni siquiera el ingreso de fotógrafos, no tuvo un carácter político, ya que se trató de una reunión entre el mandatario y un reconocido líder religioso.

"Como en el pasado lo han hecho en varias ocasiones presidentes de ambos partidos desde 1991, el presidente se reunió con el Dalai Lama en su calidad de líder religioso y cultural internacional", dijo.

Reiteró que para Washington el Tíbet forma parte de China y no apoya su independencia, sin embargo, está preocupado por la situación de los derechos humanos en esa región.

Carney dijo que su gobierno mantendrá su llamado a China para que reasuma el diálogo sin condiciones previas con el Dalai Lama o sus representantes, a fin de reducir las tensiones derivadas de esa situación.

El vocero evitó explicar las razones por las cuales no se permitió el acceso a la prensa al encuentro, celebrado en la Sala de los Mapas y no en la Oficina Oval donde se llevan a cabo las reuniones del presidente con otros dirigentes que recibe.

"En lo que se refiere a las relaciones entre Estados Unidos con China, el presidente (Obama) y el Dalai Lama están de acuerdo en la importancia de unas relaciones positivas y constructivas, y nosotros estamos comprometidos a ello", dijo.

NOTIMEX