6 de enero de 2015 / 12:35 a.m.

Washington.- Los esfuerzos del gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto para hacer más abierto y transparente su gestión fueron reconocidos este lunes por altos funcionarios de la administración estadunidense.

Á unas horas de que Peña Nieto llegue a Washington al frente de una comitiva oficial de alto nivel, funcionarios de la Casa Blanca destacaron los esfuerzos del gobierno mexicano en este sentido.

Dijeron que esos esfuerzos están contenidos en el Plan de Acción anunciado en 2014, y han colocado a México como una de las naciones líderes entre los países que integran la Alianza para el Gobierno Abierto.

El presidente Barack Obama "va a reconocer el liderazgo de México en la Alianza para el Gobierno Abierto y el compromiso del presidente Peña Nieto para mejorar la democracia y gobernabilidad en México y a través del mundo", dijo a periodistas un alto funcionario.

La Alianza fue lanzada en 2014 para promover una plataforma internacional para reformadores comprometidos a que sus gobiernos rindan cuentas, sean más abiertos y mejoren su capacidad de respuesta hacia sus ciudadanos.

A la fecha, esta Alianza cuenta con 64 naciones miembros.

El tema de gobernabilidad y democracia será uno de los que ambos mandatarios abordarán en su reunión privada del martes y una posterior con miembros de su gabinete.

Según el funcionario, que pidió no ser identificado, las comitivas de ambos países revisarán el estado de la cooperación, además de "establecer las rutas para avanzar en el futuro".

"Nosotros valoramos la profundización de las relaciones con México y apreciamos la sociedad de nuestra contrapartes mexicanas en sectores económicos, sociales, culturales y de seguridad", explicó.

Otros temas que Obama y Peña Nieto examinarán incluyen la modernización del reciente acuerdo de aviación, el cual se anticipa entrará en vigor a fines de este año, y que se espera mejore el tránsito de viajeros y mercancías entre ambos socios comerciales.

El funcionario adelantó que Obama formalizará su respaldo a la propuesta para duplicar el capital del Banco de Desarrollo de Norteamérica (NADBANK), de tres a seis mil millones de dólares durante los próximos cinco años.

El tema de energía será también discutido como parte de los esfuerzos para fortalecer la competitividad y la economía de Norteamérica, además de que abordarán la cooperación para desarrollar mano de obra altamente calificada.

El tema migratorio será parte de las conversaciones, en particular las recientes medidas de alivio migratorio ordenadas por Obama, las cuales beneficiarán potencialmente a más de tres millones de inmigrantes mexicanos, dijo el funcionario.

La seguridad ciudadana y el fortalecimiento del sistema de justicia mexicano serán otros dos temas de discusión, que el funcionario calificó como "dos importantes áreas donde queremos trabajar con México para promover una Norteamérica más segura".

Un tema de suma importancia para los dos países será la conclusión de la Alianza Traspacífico, y el funcionario explicó que las conversaciones del martes se centrarán en gran medida en la dinámica de otras naciones que buscan integrar el bloque.

En el ámbito regional, Obama discutirá con Peña Nieto su histórica decisión de restablecer relaciones con el gobierno de Cuba.

Según el funcionario, esta iniciativa "creará oportunidades para trabajar juntos con socios claves con México para alentar cambios positivos en Cuba y reforzar principios democráticos".

"Esto va a facilitar nuestro trabajos con otros gobiernos a través de la región para promover cambios positivos en Cuba”, indicó el funcionario, quien reconoció “el largo historial" de México para "tratar de promover de manera discreta" estos cambios.

Otro tema regional a analizar se relaciona con los esfuerzos conjuntos para mejorar las condiciones sociales y económicas en Centroamérica, "de manera que los factores que son origen de la migración serán también discutidos".

En este sentido la Casa Blanca reconoció los esfuerzos del gobierno mexicano para reducir el flujo de menores inmigrantes procedentes de Centroamérica que viajaban solos y que creó una grave crisis humanitaria en la frontera de Texas a principios del año pasado.

FOTO: Especial

NOTIMEX