AP
9 de febrero de 2016 / 05:54 p.m.

Washington.- El gobierno federal depende de sistemas computarizados anticuados y obsoletos para protegerse de ciberataques, advirtió el martes el presidente Barack Obama al tiempo que develó un nuevo plan para impulsar la seguridad de las redes.

Al pedirle al Congreso más financiamiento para la ciberseguridad, Obama se quejó de que algunos sistemas computarizados están obsoletos y mencionó como ejemplo que la Administración de Seguridad Social usa software de la década de 1960.

Aunque reconoció que el gobierno no tiene todas las respuestas, aseguró que arreglar el problema implicará actualizar todos los sistemas que son vulnerables a los ataques.

"Eso es algo que tendrá que cambiar", dijo el presidente acompañado de sus asesores de seguridad nacional en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca. Debido a la proliferación de internet y el fácil acceso a la tecnología, dijo, "Vamos a tener que trabajar para actualizarnos".

Las declaraciones surgen en momentos en que la Casa Blanca anunció que estaba creando un nuevo cargo para alguien que se dedique exclusivamente a coordinar temas de ciberseguridad entre todas las agencias civiles y militares. El nuevo cargo está incluido en el presupuesto que fue enviado el martes al Congreso.

Obama le pidió al Congreso un aumento de 19.000 millones de dólares para la ciberseguridad, un aumento de más de 35% comparado con el año pasado.

El "Plan Nacional para la Ciberseguridad" está siendo presentado por la Casa Blanca como "la corona" de un esfuerzo de siete años para elaborar una respuesta coordinada a nivel nacional en caso de un ciberataque. Obama dijo que algunos problemas se podrán resolver relativamente rápido, pero que al mismo tiempo estaba pidiendo a sus asesores que estudien amenazas a largo plazo a fin de poder adaptar sus respuestas.

"Voy a estar supervisando de cerca para asegurarme de que el objetivo se cumpla", advirtió el mandatario.

Entre las medidas están programas de entrenamiento para el sector privado y la exigencia de contraseñas y de números de identificación para poder acceder a documentos de impuestos o prestaciones sociales. El presupuesto estipula además que el gobierno deje de usar los números de Seguridad Social como identificación.

La creación de un cargo particular para coordinar el tema de la ciberseguridad es algo que desde hace un tiempo se ha establecido en el sector privado.

La ausencia de esa función se ha sentido, especialmente después de que hackers se robaron los datos particulares de 21 millones de estadounidenses almacenados en la Agencia de Administración de Personal. El gobierno estadounidense sospecha que esa intrusión fue obra de agencias de espionaje chinas.