notimex
2 de diciembre de 2015 / 06:48 p.m.

Estados Unidos.- El presidente Barack Obama reiteró hoy su llamado al Congreso para cambiar la legislación y restringir el acceso a las armas de fuego, a fin de disminuir la frecuencia de tiroteos masivos en Estados Unidos.

“Tenemos un patrón de tiroteos masivos en este país que no tiene paralelo en ninguna parte del mundo, y hay medidas que podemos tomar, no para eliminar cada uno de estos tiroteos pero sí para que no ocurran con esta frecuencia”, señaló Obama a la cadena CBS.

La entrevista fue suspendida unos momentos, mientras el mandatario recibía informes de sus asesores en seguridad nacional sobre el tiroteo registrado este miércoles en San Bernardino, California, que ha dejado al menos 14 personas muertas y 17 heridas.

Obama reiteró su llamado para que a todos los niveles de gobierno y en cooperación bipartidista se aborde el tema del endurecimiento de las regulaciones para el acceso a las armas.

El mandatario expresó que aunque aún se desconocen las motivaciones del ataque, dijo tener la certeza que hay “medidas de sentido común” que se pueden tomar como una legislación que proteja la seguridad de los estadunidenses y verificaciones de antecedentes más fuertes.

“Esa ley tiene que cambiar”, remarcó el mandatario al referirse al marco legal que posibilita a cualquier persona comprar armas de fuego en Estados Unidos.

Subrayó que mientras hay listas para prohibir a ciertas personas sospechosas de terrorismo abordar aviones, esa misma gente “puede ir a una tienda en Estados Unidos ahora mismo, y comprar una arma de fuego sin que podamos hacer algo para detenerlos”, enfatizó.

El mandatario agregó que los estadunidense no deben pensar que los asesinatos masivos son hechos normales, porque dijo “su ocurrencia no lo es”.

En 2013, fue derrotada en el Senado la propuesta de ley apoyada por la Casa Blanca para prohibir los rifles de asalto tipo militar y limitar la capacidad de los cargadores de balas, luego del tiroteo en Newton, Connecticut, en el que murieron 20 niños y seis adultos.