AP
12 de septiembre de 2016 / 06:00 p.m.

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama está decidido a vetar la legislación que les permitiría a las familias de las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 demandar al gobierno de Arabia Saudí, dijo el lunes la Casa Blanca.

La legislación les otorga a los familiares de las víctimas el derecho a demandar en cortes estadounidenses por cualquier participación que hayan tenido elementos del gobierno saudí en aquellos ataques, en los que murieron casi 3.000 personas.

Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca, señaló que otras naciones podrían utilizar la legislación como excusa para llevar ante los tribunales a diplomáticos estadounidenses o a miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Earnest agregó que el poder ejecutivo ya puede designar a ciertos países como Estados promotores del terrorismo, y que la ley proporcionaría a los jueces en toda la nación la capacidad de realizar una designación similar.

El funcionario dijo que esa no es una respuesta efectiva al terrorismo.