ap
9 de septiembre de 2017 / 08:43 p.m.

NAPLES. — El Centro Nacional de Huracanes advirtió que cada vez parece más probable que el ojo del poderoso huracán Irma golpee la zona de los Cayos, el suroeste de Florida y la región de la bahía de Tampa a partir del domingo, pero eso no significa que el área de Miami quede libre de peligros. No lo estará.

Tampa no ha sufrido los efectos directos de un huracán de grandes dimensiones en casi un siglo.

El viraje hacia el oeste que anunciaron los meteorólogos durante la noche tomó desprevenidas a muchas personas en la costa de Florida en el Golfo de México y causó abruptos cambios en los preparativos para enfrentar la tormenta.

Se ordenaron un gran número de evacuaciones para la zona de Tampa y los albergues locales comenzaron a llenarse.

“Esta es su última oportunidad para que tomen una buena decisión”, dijo el gobernador Rick Scott a los habitantes de las zonas que deben ser evacuadas en Florida. La medida afecta a 6,4 millones de personas, poco más de la cuarta parte de la población del estado.

El pronóstico más reciente del centro de huracanes _que todavía puede cambiar un poco y tiene un margen de error de decenas de kilómetros_ calcula que el potente ojo de Irma toque tierra en tres puntos de Florida: Los Cayos, alrededor de Fort Myers tierra adentro hacia Tampa, y luego de regreso a aguas del Golfo de México brevemente antes de regresar a tierra, al norte de Homosassa Springs.

Durante días, los pronósticos apuntaban a que este temible huracán azotaría directamente la zona metropolitana de Miami, de seis millones de habitantes, en la costa de Florida en el Atlántico.

Sin embargo, ese vaticinio cambió pronto. Los expertos dijeron que el vórtice de Irma tocaría tierra el domingo en la mañana en los cayos de Florida, peligrosamente bajos, y luego afectaría la costa occidental del estado, yéndose hacia la zona de Tampa Bay el lunes en la mañana.

La zona metropolitana de Miami aún podría ser afectada por vientos huracanados que podrían causar pérdida de vidas.

Tal y como fue pronosticado, Irma comenzó a hacer un gran viraje hacia la derecha en el extremo sur de Florida el sábado en la noche que podría llevarlo hacia el norte por la costa oeste del estado.




dat