Reuters 
11 de febrero de 2014 / 05:33 p.m.

Winston-Salem. - Una mezcla potencialmente peligrosa de hielo y nieve amenazaba el martes una extensa zona del sur de Estados Unidos, llevando al cierre de cientos de escuelas en medio de advertencias para que la gente no salga a las resbaladizas calles y carreteras.

"Esto tiene el potencial de ser un evento catastrófico", dijo una advertencia emitida por la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Peachtree City, en el estado de Georgia.

Criticados por una preparación inadecuada ante una ola de frío dos semanas atrás, los gobernadores en Georgia, Alabama, Carolina del Norte y Misisipi declararon estado de emergencia.

Funcionarios en esos estados se apresuraron a diseñar planes de gestión de emergencia.

La anterior tormenta invernal paralizó las carreteras de la región de Atlanta y obligó a más de 11 mil estudiantes en Alabama a pasar la noche en las instituciones educativas.

El servicio meteorológico prevé que los viajes por carretera sean imposibles en parte de Georgia el martes. La acumulación de hielo puede llegar en algunos lugares a tres cuartos de pulgada, dijo, y es probable que haya cortes de energía.

Cientos de escuelas y negocios en el centro y norte de Texas cerraron o retrasaron su apertura el martes.

En el área de Dallas-Fort Worth se registraron 200 cierres por condiciones climáticas heladas que causaron embotellamientos de tránsito y varios accidentes durante la noche.

Un aviso de clima invernal estaba vigente para las ciudades de Dallas, Houston y Austin hasta el martes por la noche y los meteorólogos pronosticaban precipitaciones heladas más tarde en el día y acumulación de hielo en puentes y pasos elevados.

Unos mil vuelos fueron cancelados y otros 900 retrasados el martes. La mayor parte de las interrupciones fueron en los aeropuertos de Atlanta, Charlotte y Dallas, según el sitio de internet FlightAware.com.