reuters
18 de mayo de 2015 / 04:38 p.m.

Ginebra. - La Organización Mundial de la Salud (OMS) creará un fondo de contingencia de 100 millones de dólares para asegurarse de no volver a verse "abrumada" por una crisis importante como sucedió recientemente con la epidemia de ébola en África occidental.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, ha sido duramente criticada por la lenta respuesta de la entidad ante la epidemia de ébola que comenzó en Guinea en diciembre de 2013 pero que no fue declarada una emergencia internacional de salud pública hasta agosto de 2014.

"No quiero volver a ver a esta organización enfrentándose a una situación para la que no está preparada, sin contar con el personal, la financiación o la infraestructura administrativa adecuados para gestionarla", dijo Chan a ministros de Salud el lunes, en el comienzo de la asamblea anual de la OMS.

"Planeo completar todos estos cambios para fin de año", añadió la funcionaria al abrir el encuentro, que durará nueve días.

Chan, ex ministra de Salud de Hong Kong a cargo de la OMS desde enero de 2007, dijo que la entidad se había visto "abrumada" por la epidemia que causó la muerte de más de 11 mil personas en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Consultada luego por un periodista sobre si había evaluado renunciar o si se le había solicitado que se aparte del cargo, Chan respondió: "La respuesta es no. Nadie nunca me lo pidió (...) Como líder responsable, uno debe aprender de las lecciones y hacer los cambios correctos".

Previamente, la canciller alemana Angela Merkel dijo a representantes de los 194 estados miembros de la OMS que la organización debía ajustar su administración para responder rápidamente a crisis como la "catástrofe del ébola".

"Debimos haber reaccionado mucho antes", manifestó Merkel.

Este mes, Liberia se convirtió en el primero de los tres países más afectados en ser declarado libre del virus, tras completar un período de 42 días sin nuevos casos.

Guinea y Sierra Leona reportaron nueve casos confirmados en la semana que terminó el 10 de mayo, el total semanal más bajo en lo que va del año, según datos de la OMS.