3 de mayo de 2013 / 11:18 p.m.

Ciudad de México • La ONG Artículo 19 denunció hoy que las agresiones contra periodistas en México aumentaron un 20 % de enero a marzo de este año, en los primeros compases del mandato de Enrique Peña Nieto, en comparación con el mismo período del año anterior, cuando era presidente del país Felipe Calderón (2006-2012).

A propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el portavoz de esa ONG, Omar Rábago, dijo a Efe que en el primer trimestre de 2013 hubo 50 agresiones contra comunicadores, 3 ataques contra medios de comunicación, 13 amenazas, una desaparición y un homicidio, el de Jaime Guadalupe González, director del diario digital Ojinaga Noticias, ocurrido el 3 de marzo.

"No ha cambiado nada. En realidad todavía estamos a la espera de que también el Estado mexicano en esta nueva Administración cumpla con lo que prometió", que fue prestar más "atención a las agresiones contra periodistas", explicó Rábago.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló hoy en un comunicado que "ve con preocupación las agresiones que sufren las y los periodistas" en México, y recordó que desde el año 2000 a la fecha 84 periodistas han sido asesinados en este país.

Este organismo público autónomo detalló que desde 2005 al 30 de abril pasado "se han registrado 20 desapariciones de periodistas y trabajadores de los medios de comunicación y 39 atentados en contra de sus instalaciones y daños a sus herramientas de trabajo".

La CNDH sostuvo que por todos esos casos apenas ha habido 27 procesamientos y doce sentencias condenatorias, "por lo que existe un índice de 91 % de impunidad" en relación con esas agresiones. Artículo 19 rebaja la cifra a 73 muertes "donde se puede ver un claro vínculo entre el ejercicio periodístico y el asesinato".

La ONG asegura que México sigue siendo "uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo a nivel internacional" y lamenta que un tercio de las agresiones contra periodistas proceda de las fuerzas de seguridad del Estado.

"Aunque aparentemente la imagen de la violencia ha disminuido en México, las agresiones contra periodistas y las amenazas siguen siendo la constante del ejercicio periodístico", denunció Rábago.

Fuera de la estadística trimestral hay otros dos casos graves: la desaparición el 30 de abril del locutor de radio y televisión José Gerardo Padilla Blanquet en Saltillo, y el asesinato en la misma urbe del fotógrafo Daniel Alejandro Martínez, del diario La Vanguardia, el 24 de abril.

El activista celebró la publicación hoy en el Diario Oficial de la Federación de una reforma que permitirá a partir de ahora que las autoridades federales se hagan cargo de las investigaciones de los crímenes contra periodistas y atentados contra "el derecho a la información o las libertades de expresión o imprenta".

Ya con la legislación, "ahora viene toda la parte de la implementación y también mucho la voluntad política por salvaguardar la integridad física de los periodistas que están en riesgo", combatir la impunidad y "mandar un mensaje de que este Gobierno está interesado en proteger la libertad de prensa", agregó Rábago.

EFE