16 de abril de 2013 / 02:07 p.m.

Revertir la narcocultura que ha prevalecido en los últimos años es fundamental para garantizar el éxito de la estrategia contra el crimen organizado, dijo el representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Antonio Mazzitelli.

En entrevista con MILENIO, el representante de la ONU destacó la importancia de que el gobierno de Enrique Peña Nieto deje atrás, de manera institucional, los términos en el lenguaje usada para referirse a la criminalidad.

""Que en todo lo que es institucional no haya ninguna referencia al narco, sino al crimen, es muy apropiado, muy justo y muy necesario, porque quien no respeta la ley es un criminal, punto.""

Sin embargo, aseguró que limitar el fenómeno criminal solo al narcotráfico puede resultar contraproducente, en especial cuando se da respaldo indirecto y de difusión a la narcocultura.

Mazzitelli destacó la importancia de revertir la difusión que se da al “glamur” que involucra a los miembros del crimen organizado y aseguró que eso no refleja en su totalidad la realidad.

""Esos son criminales, esa es su cultura criminal y darle a esa cultura que, desafortunadamente existe, un respaldo indirecto con su difusión, los narcocorridos, el culto a la Santa Muerte, seguramente hay que estudiarlos, hay que analizarlos, pero no hay que magnificarlo"", agregó.

El representante de la ONU consideró que la ecuación que se ha generado entre la droga y la violencia es equivocada, ya que si bien el narcotráfico es un negocio criminal, no genera necesariamente violencia.

Sin embargo, reconoció que ante la gran complejidad del fenómeno, hablar solo de narco es reductivo, ya que es poco probable que con la desaparición de la droga cese la violencia.

""Lo que observamos es que si se termina la droga aumenta la violencia; entonces, ocupémonos del fenómeno criminal, ocupémonos de la seguridad, de la justicia, de la administración de justicia y no solo del negocio del trasiego"", puntualizó.

— CAROLINA RIVERA Y FERNANDO DAMIÁN