REUTERS
23 de marzo de 2016 / 06:35 p.m.

Ginebra.- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidos creó el miércoles un grupo de expertos independientes para estudiar la forma de llevar a la justicia a quienes cometieron crímenes contra la humanidad en Corea del Norte, pero Pyongyang rechazó la decisión al señalar que tiene motivaciones políticas.

El foro de 47 miembros adoptó una resolución por consenso que condenó "la extendida y sistemática violación a los derechos humanos cometida en Corea del Norte".

Estas violaciones incluyen "actos de exterminio, asesinato, esclavización, tortura, encarcelamiento, violaciones y otros tipos de violencia sexual, así como persecuciones basadas en diferencias religiosas, políticas y de género en campos de prisioneros y cárceles comunes".

El consejo también pidió que el Gobierno desmantele "todos los campos de prisioneros políticos", libere a los presos y resuelva la situación de los extranjeros secuestrados.

Las delegaciones de Rusia y China abandonaron el lugar antes de la decisión para no dar consenso.

Corea del Norte rechazó "totalmente" la resolución en su contra y en un comunicado la calificó como una "representación de una politización extrema, selectividad y dobles estándares".

La resolución es "producto de una confrontación política y militar, un complot y una conspiración de Estados Unidos y otras fuerzas hostiles", destacó la nación de Gobierno comunista.