25 de octubre de 2014 / 12:02 a.m.

Naciones Unidas.- Dos expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dedicados a defender los derechos de los migrantes, fustigaron hoy a Estados Unidos por su política de detener a niños migrantes que ingresan a su territorio.

Francisco Carrión Mena, director del Comité de la ONU para los Derechos de los Trabajadores Migrantes, expresó que en todos los casos deben buscarse alternativas para evitar mantener detenidas a personas que cruzan una frontera sin documentos.

En conferencia de prensa en la sede de la ONU, el experto indicó que la permanencia de niños en centros de detención ha mostrado conllevar implicaciones físicas y psicológicas de largo plazo para los menores.

"Los niños no deben ser detenidos con base en su condición migratoria o en la de sus padres, debido a que ésto constituye una violación de sus derechos", aseveró Carrión Mena, originario de Ecuador.

El académico y diplomático sudaméricano estuvo acompañado por Francois Crepeau, relator especial de la ONU para los derechos humanos de los migrantes, quien asentó que los derechos de los niños están protegidos por acuerdos internacionales.

Afirmó que uno de los principios jurídicos con mayor reconocimiento en los últimos años es del "mejor interés de los niños", diseñado para que los sistemas judiciales tomen en cuenta lo que conviene más a los menores al tomar una decisión.

"El Comité de los Derechos de los Niños (un organismo de la ONU) ha establecido que la detención por motivos migratorios nunca puede ser en el mejor interés de los niños. Nunca jamás, punto", aseguró Crepeau.

Explicó que mantener a un menor en un centro de detención migratorio debe ser el último recurso, empleado sólo cuando todas las demás posibilidades han sido agotadas.

Crepeau criticó también el hecho de que muchos menores migrantes se presentan a los cortes en Estados Unidos sin representación legal, lo que igualmente consiste una violación de sus derechos.

"No tener una representación legal, en casos que son muy complejos, nunca puede ser en los hechos en el mejor interés de los niños, así como privarlos de ir a la escuela, como sucede en muchos lugares en Estados Unidos, sólo porque no cuentan con papeles migratorios", resaltó el experto.

De acuerdo con organismos civiles de Estados Unidos, miles de niños migrantes permanecen durante días en centros de detención, solos o con sus familias, mientras esperan juicios en cortes de migración.

Asimismo, tras pasar un promedio de 35 días en detención, la mayoría de los niños se presentan a las cortes de migración de Estados Unidos sin representación legal.

"Existe una brecha entre cómo deben ser tratado los niños migrantes, y como son tratados en los hechos", fustigó Crepeau. "Hay mayúsculas violaciones de derechos humanos en juego en estos casos".

FOTO: NOTIMEX

NOTIMEX