NOTIMEX
25 de agosto de 2015 / 07:10 p.m.

Naciones Unidas.- El coordinador de la ONU para asuntos humanitarios, Stephen O'Brien, denunció hoy el secuestro y la violación de cientos de niñas y mujeres en Sudán del Sur, en el marco de un conflicto que ya ha durado 20 meses.

En una sesión en el Consejo de Seguridad, O'Brien afirmó que en el estado Unity, “cientos de mujeres y niñas han sido secuestradas y cientos más han sido sujetas de violencia sexual, incluyendo violaciones masivas”.

Precisó que una sobreviviente del condado de Koch fue arrastrada fuera de su casa y violada por varios soldados del gobierno, junto a una vecina y frente a su hijo de tres años.

Un testigo del condado de Rubkona dijo que vio cómo varios militares del gobierno violaron a la madre de un lactante, al cual lanzaron por los aires.

El funcionario de la ONU agregó que entre otras atrocidades cometidas por las partes en conflicto, destaca la práctica de quemar a gente viva dentro de sus hogares.

O'Brien aseguró que los alegatos de violencia incluyen violaciones masivas, secuestros, saqueos, fuegos intencionales y desplazamiento forzados, además de que hay evidencia de que se selecciona a las víctimas sólo por su etnicidad.

Puntualizó que muchas de las personas que logran huir se esconden en las zonas pantanosas, de difícil acceso, en tanto que otros tratan de alcanzar campos de refugiados, que se encuentran operando ya al máximo de su capacidad.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU amagó este martes con aprobar una resolución que prohibiría la venta de armas al gobierno de Sudán del Sur, si éste no firmaba “de inmediato” un acuerdo de paz para detener la violencia en ese país.

Tras la sesión en que participó O'Brien, la presidenta en turno del Consejo de Seguridad, la representante de Nigeria Joy Ogwu, expresó la disposición del organismo para aprobar un embargo de armas si el gobierno sursudanés no firma un acuerdo de paz en las próximas horas.

El proyecto de resolución fue propuesto por Estados Unidos, y sería votado este martes por los miembros del Consejo de Seguridad, que decidieron posponer la decisión ante la noticia de que el gobierno sursudanés firmaría el acuerdo.

De acuerdo con informes de prensa, el presidente Salva Kiir ha expresado su voluntad de acogerse al acuerdo, aunque acotó que incluiría un anexo con ciertas reservas.

Por su parte, el líder de la oposición armada, el exvicepresidente Riek Machar, había ya anunciado su voluntad de firmar el acuerdo sin condiciones.

La intención del Consejo de Seguridad es detener un conflicto que ha causado el desplazamiento de 2.2 millones de personas, así como una aguda inseguridad alimentaria para 4.6 millones de individuos en el país más nuevo del mundo.