AP
1 de febrero de 2016 / 01:49 p.m.

GINEBRA.-  El enviado especial de Naciones Unidas para Siria anunció el lunes el inicio oficial de las conversaciones de paz entre el gobierno sirio y los líderes de la oposición.

Staffan de Mistura hizo los comentarios después de reunirse con delegados del principal grupo de la oposición siria en las oficinas de la ONU en Ginebra. Él se reunió el viernes con una delegación del gobierno.

De Mistura expuso las posiciones del grupo opositor. Dijo que planeaba sostener más conversaciones con los representantes del gobierno el martes. Dijo que su primer objetivo es mantener las conversaciones en marcha.

De Mistura se reunió oficialmente con la delegación del gobierno sirio el viernes, pero solo hizo una visita de cortesía al bando opositor el domingo.

El proceso en Ginebra busca poner fin a un conflicto que ya lleva cinco años y que ha matado a 250 mil personas y ha dejado a millones desplazados.

De Mistura dijo previamente que se realizarían "diálogos de proximidad" en vez de encuentros cara a cara, lo que quiere decir que las delegaciones estarán sentadas en salones distintos y él hará de intermediario. Ha reducido las expectativas al declarar que anticipa que el proceso tardará seis meses.

La delegación opositora, conocida como el Alto Comité de Negociaciones, dijo que se reuniría con de Mistura el lunes tras recibir garantías de diversos actores sobre el cese del asedio a zonas capturadas por rebeldes y del bombardeo de civiles.

Líderes de la oposición han declarado que irán a las negociaciones solo si cesan los bombardeos efectuados por aviones rusos y sirios y se permite la entrada de cuadrillas de rescate a las zonas tomadas por los rebeldes.

"Hemos venido a Ginebra para pedir alivio a nuestra pueblo mediante la implementación de la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, lo que implica el envío de ayuda humanitaria, el cese de los asedios y el cese de los ataques contra civiles", dijo el portavoz Salem al-Mislet en un comunicado.

Las negociaciones en Ginebra son parte de un proceso trazado en la resolución del mes pasado en la ONU, que estipula una transición política en Siria en 18 meses, incluyendo la redacción de una nueva constitución y la convocatoria a nuevas elecciones.