MILENIO DIGITAL
11 de septiembre de 2017 / 06:24 p.m.

ESPECIAL.- El Consejo de Seguridad de la ONU endureció las sanciones contra Corea del Norte en respuesta a su último ensayo nuclear, el más potente lanzado hasta ahora por Pyongyang.

La resolución contó con el apoyo unánime de los 15 integrantes del consejo, incluidos China y Rusia. El borrador fue realizado por Estados Unidos, pero hasta llegar a la mesa de votación fue revisado, con efectos menos drásticos, para que pudiera ser aprobado.

Las nuevas sanciones imponen la prohibición a las exportaciones textiles y la restricción de envíos derivados del petróleo a Corea del Norte como sanción a sus ensayos nucleares. La resolución fue la novena aprobada por unanimidad contra Corea del Norte desde 2016.

Los textiles fueron la segunda mayor exportación de Corea del Norte detrás del carbón y de otros minerales en 2016, por un total de 752 millones de dólares, según datos de la Agencia de Promoción de Inversiones Comerciales de Corea. Casi el 80 por ciento de las exportaciones textiles fueron a China.

La resolución impone una prohibición de exportación de condensados y líquidos de gas natural, un tope de 2 millones de barriles al año para productos refinados de petróleo y un límite a las exportaciones de crudo a Corea del Norte hasta los niveles actuales. China suministra la mayor parte del crudo a ese país.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que las nuevas medidas privarán a Pyongyang de al menos 800 millones de dólares en ingresos anuales.

Un funcionario estadunidense, informado de las negociaciones del consejo y que habló bajo condición de anonimato, dijo que Corea del Norte importa unos 4.5 millones de barriles de productos refinados de petróleo anualmente y 4 millones de barriles de crudo.

La propuesta inicial de Estados Unidos incluía congelar activos del líder norcoreano Kim Jong-un en el exterior y sancionar a los países que le venden petróleo a ese país.

Corea del Norte dijo haber realizado el ensayo de una bomba de hidrógeno el pasado 3 de septiembre, la cual puede ser cargada en un misil balístico intercontinental (ICBM), desatando la condena internacional.


pjt