REUTERS
26 de enero de 2016 / 06:18 p.m.

Beirut.- Naciones Unidas invitó al gobierno y a la oposición siria a conversaciones de paz a realizarse el viernes en Ginebra, pero no estaba claro si los opositores del presidente Bashar al-Assad superarán sus objeciones para asistir.

El enviado especial de la ONU a Siria, Staffan de Mistura, mandó el martes las invitaciones para las demoradas conversaciones, sin informar quién había sido invitado ni cuántos grupos participarían.

Más temprano, la oposición apoyada por Arabia Saudita planteó dudas sobre si viajaría a Ginebra, acusando a Estados Unidos de adoptar ideas inaceptables de Irán y Rusia para resolver el conflicto.

Asaad al-Zoubi, un representante de la oposición, dijo al canal de noticias árabe Al-Hadath que era pesimista, aunque la decisión final se tomará en la reunión que sostendrá el bloque en Riad.

Se espera que las conversaciones de Ginebra duren meses y que los diplomáticos pasen de una habitación a otra de las delegaciones rivales.

El Gobierno sirio, que ha recuperado territorio que estaba en poder de los rebeldes con la ayuda de ataques aéreos rusos y de la ofensiva de las fuerzas terrestres iraníes, ya ha dicho que asistirá a las conversaciones.

La oposición, agrupada en el Alto Comité para las Negociaciones, ha dicho en repetidas ocasiones que el Gobierno y sus aliados deben detener los bombardeos y bloqueos en zonas sitiadas antes de participar en cualquier conversación.

Zoubi, quien tiene previsto encabezar la delegación opositora, dijo que sin la implementación de medidas de buena voluntad que incluyan la liberación de los detenidos "no habrá negociaciones".