REUTERS
7 de agosto de 2015 / 05:06 p.m.

Ginebra.- La agencia de Naciones Unidas para los refugiados pidió a Grecia que tome el control del "caos total" en las islas mediterráneas, a las que han llegado miles de inmigrantes.

Los estados miembros de la Unión Europea también deben hacer más para compartir la carga con Grecia, a donde llegaron 50 mil personas solo en julio, dijo Vincent Cochetel, director para Europa de ACNUR, después de visitar las islas de Lesbos, Cos y Quíos.

"En términos de agua, en términos de higiene, en términos de asistencia alimentaria, es totalmente inadecuado. En la mayoría de las islas no hay capacidad de recepción, la gente no está durmiendo bajo ninguna forma de techo", dijo Cochetel en una sesión informativa.

"Por tanto hay un caos total en las islas. Después de un par de días son transferidos a Atenas, (pero) no hay nada esperándolos".

Las autoridades griegas deben "liderar y coordinar la respuesta", dijo Cochetel, veterano que lleva 30 años en ACNUR, que aseguró que "nunca había visto una situación como esa".

"Estamos preocupados por la situación donde nadie está asumiendo realmente el liderazgo en la respuesta, lo que dificulta mucho la participación de los agentes humanitarios en los esfuerzos", agregó.

Por su parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que las infraestructuras de su país no podían manejar el flujo de los miles de inmigrantes que llegaban a sus costas desde lugares afectados por la guerra como Siria y Afganistán.

"Ahora es el momento de ver si la UE es la UE de la solidaridad o una UE que tiene a todo el mundo intentando proteger sus fronteras", afirmó Tsipras.

Cochetel expresó su preocupación de que la situación en Grecia pueda degenerar o ser "explotada" para fines políticos.

"La máxima prioridad es no permitir que se desarrolle otro Calais en otros sitios de Europa", agregó.