notimex
9 de mayo de 2016 / 06:21 p.m.

NACIONES UNIDAS.- La Organización de Naciones Unidas (ONU) propuso hoy crear un pacto global para que los países desarrollados compartan de manera más equitativa la responsabilidad sobre el creciente número de refugiados en el mundo, que ahora recae en su mayoría en naciones en desarrollo.

Elaborado por la oficina del secretario general de la ONU, el informe llamó además a adoptar una serie de elementos que conformen un plan integral que refuerce la gobernanza global y que garantice en el futuro una migración ordenada, segura y regular.

El informe “propone un modo más previsible y equitativo para responder a grandes movimientos de refugiados al adoptar un pacto global de responsabilidad compartida para los refugiados, y para fijar una serie de elementos para un plan integral de respuesta”.

El documento parte de la premisa de que 86 por ciento de los 14.4 millones de refugiados internacionales que existen actualmente en el mundo radican en países en desarrollo, principalmente en las naciones vecinas de naciones en conflicto o crisis.

Este objetivo puede ser alcanzado mediante la reubicación, la evacuación médica y las admisiones humanitarias; los programas temporales de evacuación; las oportunidades para la migración capacitada; la movilidad laboral, educativa o con propósitos de reunificación familiar.

El documento urge también a ofrecer servicios básicos, en particular educación, salud y apoyo a su forma de vida tanto a los refugiados como a las personas de las naciones que acepten a esta clase de migrantes.

El informe llama además a la comunidad internacional a garantizar la protección, dignidad y los derechos humanos de todos los refugiados y migrantes, así como a rechazar la xenofobia y la retórica política que estigmatiza a estas personas.

Solicita asimismo a la comunidad internacional a movilizar recursos financieros para cubrir las necesidades humanitarias de los países a los que inicialmente llegan los refugiados como parte de la respuesta integral.

Karen AbuZayd, asesora de la ONU sobre el tema de refugiados, afirmó en la presentación del informe que los Estados deberán cooperar, de acuerdo con sus capacidades y con las normas y prácticas aceptadas en el mundo, a fin de concretar este pacto global.

“Si son implementadas las recomendaciones, las vidas de personas en tránsito serán salvadas, la gente será tratado con dignidad en las fronteras y los refugiados y migrantes serán bienvenidos. Y los países y sociedades serán beneficiados con la contribución de los migrantes”, asentó AbuZayd.

Por su parte, el vicesecretario general de la ONU, Jan Elliason, expresó en la presentación del informe que es preciso cambiar la “negativa narrativa” en torno a la migración, y destacar las contribuciones de los recién llegados a las sociedades de destino.

Mientras tanto, el organismo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), celebró las propuestas y consideró que de ser implementadas cambiarían el panorama actual de los refugiados.

Sherif Elsayed-Ali, subdirector para asuntos globales de AI, comentó que el informe implicará una transformación significativa si “logra establecer un sistema claro y coordinado que garantice que los países más ricos y poderosos del mundo” apoyarán a las poblaciones más vulnerables.

“Los líderes mundiales no pueden divagar de crisis en crisis, regateando sobre las cifras y negociando mientras que partes del mundo se incendian, dejando que los países en desarrollo reciban 86 por ciento de los refugiados en el mundo”, asentó Elsayed-Ali.