14 de marzo de 2013 / 06:47 p.m.

México se encuentra entre los países con un avance en desarrollo humano más rápido en las últimas dos décadas, apuntó hoy el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que elogió el programa de transferencia condicionada de dinero del país como vía para combatir la pobreza.

El Informe sobre Desarrollo Humano 2013, divulgado hoy en Internet y el cual será presentado por Helen Clark, administradora del PNUD, y por el presidente de México Enrique Peña Nieto, subraya que el progreso registrado en casi todo el mundo en cuanto a desarrollo humano entre 1990 y 2012 fue particularmente acentuado en 40 naciones de diversas regiones, entre ellas Brasil, Chile y México.

El documento, subtitulado "El ascenso del Sur: Progreso humano en un mundo diverso", ubica a México en el puesto 61 de su lista de 187 países de acuerdo con su Índice de Desarrollo Humano (IDH), que toma en cuenta ingreso per cápita, esperanza de vida y acceso a salud y educación, entre otros componentes.

Asimismo, indica que el IDH mexicano tuvo tasas de crecimiento de 0.89 por ciento de 1980 a 1990, de 1 por ciento de 1990 a 2000, de 0.64 por ciento de 2000 a 2010, y de 0.59 por ciento de 2000 a 2012.

Con un IDH de 0.775, el país se encuentra entre las naciones con un desarrollo humano alto, por arriba de otros países de la región de América Latina y el Caribe como Costa Rica (0.773), Granada (0.770), Antigua y Barbuda (0.760), Trinidad y Tobago (0.760) y Venezuela (0.748).

Sin embargo, se queda a la zaga de Uruguay (0.792), Cuba (0.780) y Panamá (0.780), añade el reporte.

Entre los componentes del Índice, México tiene una esperanza de vida al nacer de 77.1 años, 8.5 años promedio de escolaridad y un ingreso nacional bruto per cápita de 12 mil 947 dólares.

El PNUD encomió el programa "Oportunidades" de México, diseñado para incrementar los ingresos de familias pobres, y supeditado a la asistencia escolar de los niños, chequeos médicos y la participación en reuniones comunitarias en que se brinda información sobre higiene y salud personal.

Precisó que se trata de uno de los programas de transferencia condicionada en efectivo más grandes del mundo, que distribuyó alrededor de 3 mil millones de dólares a unos cinco millones de familias en 2012.

""El programa está diseñado para desarticular la transmisión intergeneracional de la pobreza"", dice el Informe.

De acuerdo con PNUD, programas de transferencia condicionada como "Oportunidades" son menos costosos que las intervenciones tradicionales de asistencia social en especie, y representan menos del 1.00 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En sus conclusiones, el Informe reconoce que ""pagar a los padres para que lleven a sus hijos a clínicas de salud puede parecer innecesario, pero como muestra el caso de México, puede funcionar para mejorar la salud de los niños, y sus programas de transferencia condicionada en efectivo han despertado interés en todo el mundo"".

EFE