REUTERS
8 de marzo de 2016 / 11:13 a.m.

Caracas.- La oposición venezolana puso en marcha este martes una campaña de movilización popular y anunció que activará "todos" los mecanismos disponibles en la Constitución para deponer al presidente Nicolás Maduro.

Los adversarios del presidente tienen previsto llamar a protestas callejeras tan pronto como el sábado para pedir la renuncia del mandatario socialista, además de organizar un referendo o aprobar una enmienda constitucional.

"La voz del pueblo es la voz de Dios"
, dijo el máximo portavoz de la Mesa de la Unidad (MUD), Jesús Torrealba, quien leyó un comunicado aprobado por la unanimidad de la alianza de partidos.

La oposición conformará "el movimiento democrático de presión popular más grande que haya existido para activar todos los mecanismos de cambio que se encuentran en nuestra Constitución", agregó.

A la alianza le tomó unas tres semanas de debate definir los métodos constitucionales y la forma con la que esperan poner fin, anticipadamente, al mandato de Maduro.

La oposición hace el llamado en medio de una crisis económica agravada por el desplome de los precios del petróleo. El Gobierno consideró que es una provocación que puede dar pie a hechos violentos, como los de principios de 2014, cuando protestas de calle terminaron en enfrentamientos y la muerte de 43 personas.

"Ellos quieren hacer movilizaciones de calle para generar violencia y dar un golpe de Estado, apoyados por el imperialismo norteamericano", dijo a periodistas el lunes, Diosdado Cabello, la segunda figura del partido de Gobierno y anterior presidente del Parlamento, que ahora controla la oposición tras triunfar en las elecciones de diciembre.