AP
3 de septiembre de 2015 / 06:37 a.m.

Guatemala.- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, presentó su renuncia a última hora del miércoles luego de una orden judicial de aprehensión por un caso de corrupción.

"En la situación actual y teniendo en cuenta por sobre todo el interés del Estado, me corresponde continuar con el debido proceso y por lo tanto presentarme ante la justicia y dirimir mi situación personal, con la convicción de hacer lo correcto, me dirijo a usted y al honorable Congreso de la Republica para presentar mi renuncia al Cargo de Presidente de la República de Guatemala", dice la carta de renuncia de Pérez Molina.

Según la Constitución, a falta de presidente, este será sustituido por el vicepresidente y será el Congreso el que resuelva aceptar la renuncia presentada.

"Con los principios y valores en los cuales me he formado, enfrentaré con la conciencia tranquila, los procesos que corresponde. Hoy más que nunca, mi compromiso con el pueblo de Guatemala es someterme con toda entereza mediante al debido proceso, al imperio de la ley y desvirtuar los señalamientos que hoy se me hacen", agregó el presidente.

En una votación histórica, el Congreso de Guatemala decidió el martes, por unanimidad con el voto de 132 legisladores, retirar la inmunidad al presidente para permitir que sea investigado como cualquier ciudadano. Tras el retiro, un juez giró una prohibición para salir del país solicitada por la fiscalía, que busca asegurar que Pérez Molina enfrente a la justicia.

El portavoz del presidente, Jorge Ortega, dijo a vía telefónica a The Associated Press que la carta de renuncia fue entregada alrededor de las 23.30 de la noche (04:30 GMT del jueves) al Congreso de la Republica, que deberá aceptarla.

"La seguridad del presidente sigue funcionando según los protocolos", dijo Ortega, que explicó que desconoce el paradero de Pérez Molina, de 64 años.

El juez Miguel Ángel Gálvez, del juzgado de Mayor Riesgo "B'', giró una orden de aprehensión la tarde del miércoles. Esta había sido solicitada por la fiscalía por los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera, según confirmó la fiscal general Thelma Aldana.

César Calderón, abogado de Pérez Molina, dijo a The Associated Press al momento de conocer la existencia de la orden que el mandatario se presentaría ante el juzgado, algo que podría suceder a primera hora de este jueves.

La fiscal general dijo que hay una investigación preliminar de la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala que involucra al presidente en un caso de defraudación aduanera.

La fiscalía y la Comisión, organismo adscrito a la ONU, anunciaron el pasado el 16 de abril la desarticulación de una organización presuntamente criminal integrada por funcionarios públicos aduaneros y particulares que recibieron sobornos de empresarios para que les ayudaran a evadir impuestos.

La estructura, denominada "La Línea" por ser una especie de "alternativa" para resolver trabas en importaciones y reducir el pago de impuestos, estaba supuestamente dirigida por Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

La comisión anunció que cuenta con 88.000 escuchas telefónicas entre las cuales habría una en la que se escucha al presidente hablando con Carlos Muñoz, superintendente de Administración Tributaria, y ordenando cambiar al gerente de recursos humanos de la institución porque no facilita la recaudación tributaria.

Por ley, esa agencia es un ente autónomo y sin injerencias del ejecutivo. Según la fiscalía, el cambio de gerente se realizó, lo que facilitó el trabajo de la organización desmantelada.

Pérez Molina ha negado su participación en los hechos y asegura que solo pretendía mejorar la recaudación tributaria del país.

Al menos 100 personas están siendo investigadas por el caso de "La Línea". Entre ellas está Baldetti, quien tuvo que renunciar a su cargo en mayo y está en prisión preventiva acusada de haber recibido al menos 3,7 millones de dólares en sobornos, según la Comisión.

El Congreso de la República convocó una sesión de emergencia para este jueves con el fin de conocer la renuncia de Pérez Molina.