17 de enero de 2013 / 02:13 a.m.

Ciudad de México • Las organizaciones que interpusieron amparos contra la Ley Federal del Trabajo seguirán sus manifestaciones ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, efectuarán plantones en diferentes partes del país, sobre todo en la Ciudad de México, y en algunas entidades, como en Guerrero, donde planean suspender clases en educación básica.

En tanto, jueces del Poder Judicial de la Federación se manifiestan sobre el millón 123 mil 887 de solicitudes colectivas en su mayoría.

Las diferentes organizaciones, entre las que se encuentran el Sindicato Mexicano de Electricistas, la Unión Nacional de Trabajadores, la Coordinadora y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación coincidieron que, independientemente de que la SCJN determine solo analizar la constitucionalidad de la reforma, mantendrán la presión para que sea sometida a una evaluación por parte de los legisladores, sindicatos, sociedad en general.

En tanto, la dirigencia nacional de la CNTE discutía el plan de movilizaciones que arrancarán a finales de enero, entre ellas, un paro nacional.

Se trata, dijo Antonio Vital, de la Alianza Nacional de Trabajadores, de que se analice la forma en que la reformas, sus códigos y leyes, han tenido consecuencias en la vida jurídica de algunas personas que han sido despedidas a partir de que entró en vigor la nueva LFT, el pasado 30 de noviembre, cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

Las empresas, dijo Vital, de inmediato comenzaron introducir las nuevas formas de contratación como el pago por hora, trabajo por temporada y periodos de prueba, mientras regula la subcontratación del empleo y endurece las multas a las empresas que incumplan sus obligaciones.

De manera paralela, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación precisó que en Oaxaca más de 7 mil trabajadores se comprometieron a continuar con sus movilizaciones, y en Guerrero la sección disidente de maestros amagó con un paro de labores ante la aprobación de ambas reformas, la laboral y la educativa.

Desde la semana pasada, al menos 10 jueces federales se negaron a suspender provisionalmente la aplicación de las reformas a la LFT, y cinco jueces de Distrito en Materia de Trabajo con sede en la Ciudad de México, cuatro en Guadalajara, Jalisco, y uno más en Cuernavaca, Morelos, han rechazado la petición de los quejosos de suspender sus efectos y consecuencias.

Para Alianza Nacional de Trabajadores, resulta inaceptable que los jueces argumenten que la modificación, publicada el 30 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación, es un hecho consumado, y por ello se nieguen a promover la suspensión de la ley por su entrada en vigor.

Con pancartas contra la "nefasta reforma laboral", unos 2 mil maestros provenientes de varios estados del país también protestaron por "la falsa reforma educativa", impulsada por el nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, que entró en funciones el 1 de diciembre pasado.

Esta iniciativa, aprobada en el Congreso mexicano el 21 de diciembre y que busca mejorar la calidad de la educación, considera la creación del servicio profesional docente libre de interferencias sindicales y un sistema de evaluación, desarrollado por un organismo autónomo, obligatorio para todos los maestros, entre otros asuntos.

Dado que se trata de una reforma a la Constitución, para su entrada en vigor debe ser aprobada por al menos 17 de los 32 legislativos del país y por ello hoy también tuvieron lugar manifestaciones en varios estados de México.

El SNTE, liderado por Elba Esther Gordillo, considera la reforma una amenaza a la estabilidad y la seguridad en el empleo de los maestros y anunció una resistencia pacífica.

Los dirigentes seccionales del SNTE acudieron ante las sedes del Poder Judicial de la Federación para entregar miles de cajas con la documentación para amparar a poco más de 152 mil 265 trabajadores.

Se trata de las representaciones de Hidalgo, Baja California, Jalisco, Morelos, Chihuahua, Guanajuato, Puebla, Campeche, Distrito Federal y Oaxaca. Son “amparos indirectos” en contra de la reforma laboral.

Un total de 72 fojas contiene el amparo promovido por ese sindicato, donde se asegura que la reforma laboral se traduce en un “retroceso de más de 100 años en la historia de este país” y causará un “daño irreversible a la clase trabajadora”, pone en “riesgo la estabilidad del empleo” y termina con las acciones de “bilateralidad” con las que opera esa organización en las decisiones de contratación, promoción e incluso de despido de los trabajadores en el sistema educativo.

Los juzgados 1 y 2 de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región, con sede en el Distrito Federal, recibieron durante los últimos días "una cascada" de amparos contra el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.

Entre los trabajadores y gremios que han interpuesto esta figura jurídica están los afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, así como a los sindicatos Mexicano de Electricistas y de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La Comisión de Creación de Nuevos Órganos del Consejo de la Judicatura Federal acordó que los referidos juzgados conocerán del trámite, resolución, ejecución y cumplimiento de los referidos juicios de amparo.

La medida fue tomada por el CJF para hacer frente a la gran cantidad de juicios de amparo indirecto que se han promovido por las modificaciones legales contenidas en el mencionado decreto y su aplicación, así como al aumento extraordinario en las cargas de trabajo de los órganos jurisdiccionales.

El 9 de enero, el pleno del Consejo de la Judicatura Federal instruyó a las áreas administrativas correspondientes para que tomaran las previsiones necesarias, a efecto de que los órganos jurisdiccionales estén en posibilidad de atender las demandas que se presenten contra la reforma laboral.

BLANCA VALADEZ