6 de julio de 2013 / 02:42 p.m.

México • Al argumentar que su prioridad es el bienestar y la tranquilidad de sus hijos, el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia Genaro David Góngora Pimentel se desistió de cualquier acción penal contra Ana María Orozco, madre de sus hijos David y Ulises, y aseguró que tomará las medidas necesarias para que ellos tengan garantizados sus derechos patrimoniales.

Góngora dio a conocer su mensaje a través de un video que su nuevo equipo de abogados, encabezado por Macedonio Vázquez, difundió durante una conferencia de prensa para hablar de las acciones legales del ministro en retiro.

Según el despacho, la intención de Góngora era acudir al evento, pero no lo hizo "por recomendaciones de su médico". "Quiero asentar que mi proceder durante ese tiempo ha sido con algo primordial en mente: el bienestar de mis hijos", indicó en el video.

"Las acciones responden únicamente a que mi conciencia, como padre, me ha sugerido tomar las medidas necesarias a fin de que ellos tengan garantizados sus derechos patrimoniales ante cualquier circunstancia que se pueda presentar", agregó.

Reiteró que su deseo es otorgar la guarda y custodia de sus hijos a Ana María Orozco, ya que “como padre, mi defensa es en protección de mis hijos y me es prioritaria su estabilidad y bienestar”.

Góngora reconoció que las acciones legales contra Orozco —quien estuvo recluida durante un año en el Penal de Santa Martha Acatitla, acusada de fraude genérico— fueron producto de la asesoría de su anterior equipo de abogados, aunque negó que él haya solicitado de forma expresa la encarcelación de la mujer. "No me deslindo de haber tenido responsabilidad de mi decisión en cada caso", acotó.

Pese a ello, manifestó que espera que ambas partes involucradas en el conflicto "podamos permitirnos dar a nuestros hijos toda la atención y amor, cariño y comprensión que merecen".

El abogado Macedonio Vázquez explicó que, desde el pasado 4 de junio, fue llamado por Góngora para hacerse cargo de su defensa; desde entonces, subrayó, el equipo legal del ministro en retiro ha propuesto dos alternativas legales a su ex pareja para resolver el conflicto por la pensión de David y Ulises Góngora Orozco.

La primera alternativa fue que se realizaran los trámites legales para que Orozco obtuviera su libertad absoluta; y la segunda, que se pudiera suscribir un convenio para el pago de alimentos y manutención de los muchachos.

La conferencia giró en torno a tres puntos del conflicto Góngora-Orozco: la denuncia penal por fraude genérico (en la que Góngora acusó a Orozco de buscar quedarse con una casa en Xochimilco que él quería que fuera inscrita a nombre de sus hijos); el juicio por alimentos y la denuncia por violencia familiar.

Según Macedonio, el ex ministro decidió desistir de la acción penal contra Orozco para garantizar el bienestar de sus hijos y mantenerles el pago de una pensión por 50 mil pesos mensuales.

Argumentó que esta cantidad es superior a la ordenada por un tribunal familiar del DF, que —después de un análisis de los gastos reportados por Orozco— consideró que bastan 13 mil pesos mensuales para la manutención y el pago de alimentos de David y Ulises. "Y a la señora se le ha entregado coche, seguro de gastos médicos, la pensión y la casa", indicó.

También aseguró que los ingresos de Góngora ascienden a 201 mil pesos mensuales "y no a 500 mil ni 400 mil pesos", como se ha afirmado. Por ello, consideró excesiva la intención de la defensa de Orozco de buscar el 65 por ciento de las percepciones del ministro en retiro.

Durante la conferencia solo se abordó el caso Orozco, a pesar de que hubo cuestionamientos sobre la demanda que presentó la ex magistrada Rosalba Becerril. Al concluir, el abogado invitó a los reporteros a ser "testigos de honor" de la entrega del desistimiento de recurso de apelación y de la intención de Góngora de llegar a un acuerdo.

ADRIANA ESTHELA FLORES