28 de abril de 2013 / 06:18 p.m.

Ciudad de México • El Pacto por México es una estrategia electoral del PRI hacia el 2018, aseguró el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, al advertir que ese acuerdo entre el gobierno y los partidos caerá en crisis cuando el PRI presente las reformas estructurales.

"El Pacto por México es una estrategia del PRI y de Enrique Peña Nieto rumbo al 2018", dijo tras reiterar su exigencia para suspender la Cruzada Nacional contra el Hambre en los 14 estados con proceso electoral.

"Si el PRI insiste en la privatización de Pemex y el IVA en medicinas y alimentos, seguramente será el momento en el que se le termine el oxígeno al Pacto por México", agregó Sánchez Camacho.

En conferencia afirmó que la utilización de la Cruzada Nacional contra el Hambre con fines electorales, como presuntamente ocurre en Veracruz, "es la muestra de que el viejo PRI sigue vigente y que no hay un nuevo PRI de Enrique Peña Nieto.

El secretario general del PRD reconoció que en su partido, al igual que en el PAN, aún hay dos grandes grupos confrontados por el Pacto por México, "unos que se sienten como peces en el agua y otros que creemos que es una amenaza".

Esta semana la dirigencia nacional perredista realizará una encuesta en la que se preguntará a la ciudadanía la evaluación general del Pacto por México, la participación del partido, así como identificar las principales demandas de la ciudadanía y de paso, sus preferencias electorales.

"El acuerdo es que a partir de este diagnóstico que nos arroje el estudios de opinión, el PRD tendrá una estrategia común en torno al Pacto por México", afirmó.

LILIANA PADILLA