AGENCIAS
7 de abril de 2014 / 04:06 p.m.

China.- La semana pasada, una familia en la cercana provincia de Jiangxi admitió encadenar a su hijo a la cama como castigo por robar constantemente. 

El padre Wen Yuan, de 47 años, a encadenado a su hijo, Chuang, de 24, porque él creía que sus hábitos de ladron habían deshonrado a la familia.

 

Como resultado, él padre ató a su hijo a su dormitorio en su casa en la aldea de Xibianban en la provincia de Jiangxi, sur de China, por temor a que si  dejaba a su hijo de robar, pronto terminaría en la cárcel.