7 de mayo de 2014 / 12:29 a.m.

Texas.- La familia de un adolescente de Texas que mató a cuatro personas en un accidente mientras conducía ebrio acordó pagar más de dos millones de dólares a la familia de un muchacho que quedó paralizado en el accidente, según documentos del tribunal que detallan el primer acuerdo aprobado en el caso.

La aseguradora de los padres de Ethan Couch acordó pagar más de un millón de dólares en efectivo y en resto en anualidades a un fondo en fideicomiso establecido a nombre de Sergio E. Molina, uno de los 12 lesionados en el accidente, ocurrido el año pasado cerca de Fort Worth.

El caso de Couch atrajo la atención nacional después que sus abogados alegaron que los acaudalados padres del joven de 16 años no le habían enseñado a ser responsable, un concepto que un testigo describió como "afluencia". El menor fue sentenciado a 10 años de probatoria y le ordenaron ingresar a un centro de rehabilitación.

Molina, quien viajaba en la parte trasera de la camioneta de Couch cuando se volteó, ahora sólo puede sonreír y pestañar, según sus padres, y está en el hospital desde el accidente de junio pasado.

Su hermano mayor, Alexander Lemus, dijo que la familia no estaba contenta con el acuerdo.

"No estamos contentos, pero tenemos que aceptar lo que nos dan y esperar tiempos mejores", dijo el martes.

Además del pago, la aseguradora de los Couch comprará dos bonos vitalicios que generen pagos mensuales de 1.515 y 1.837 dólares al fideicomiso a partir de julio, y otro para cubrir los honorarios de los abogados, según documentos presentados en el tribunal del Condado Tarrant.

Molina estaba en la parte trasera de la camioneta Ford F-350 de Couch el 15 de junio de 2013 cuando Couch hizo un giro brusco y arrolló a una conductora con su vehículo averiado y a otras tres personas que se habían detenido a ayudarla. Los cuatro perecieron.

La camioneta también embistió a un vehículo estacionado y lo hizo proyectarse contra otro que viajaba por la carrilera opuesta, antes que la camioneta se volcara y se estrellara contra un árbol. Molina salió despedido y al caer se golpeó en la cabeza.

Los padres de Molina demandaron a Couch y a sus padres tres meses después, alegando en una solicitud al tribunal que los gastos médicos de Molina habían excedido 600.000 dólares y que los cuidados que necesita durante el resto de su vida les costarían más de 10 millones de dólares.

Otras cinco familias de lesionados o fallecidos también han llegado a acuerdos con los Couch, que ahora deben pasar a consideración del tribunal. No se han dado a conocer los detalles de esos acuerdos. Una familia ha solicitado un juicio con jurado.

Randy Nelson, el abogado que representa a los padres de Couch, Fred y Tonya Couch, declinaron hacer comentarios a The Associated Press el martes.

AP