21 de diciembre de 2014 / 06:22 p.m.

Islamabad.- Pakistán ejecutó hoy a cuatro personas por atentar en 2003 contra el entonces presidente Pervez Musharraf, a cuatro días del levantamiento de la moratoria sobre la pena capital tras la masacre de 148 personas en un colegio de Peshawar.

Los cuatro presos ahorcados, entre ellos el ruso de padre paquistaní Akhlaq Ahmed, estaban condenados a muerte por un atentado en 2003 con dos coches bomba contra Musharraf, que causó 16 muertos, reportó el diario local Dawn.

Akhlaq Ahmed, nacido en la ciudad rusa de Volgogrado en 1979, vivía en Pakistán desde 2001, sin embargo dos años después fue arrestado y al cabo de dos años fue condenado a morir en la horca por atentar contra el entonces presidente, si bien el acusado nunca reconoció su culpa.

Akhlaq, que había negado todos los cargos, fue juzgado por un tribunal militar como ciudadano paquistaní, a pesar de que su padre entregó documentos que demostraban que nació y fue criado en Rusia.

Poco antes diplomáticos rusos anunciaron que la aplicación de la pena de muerte contra Akhlaq había sido pospuesta para que la madre del convicto, que vive en Rusia, pudiera viajar a Pakistán.

Sin embargo, finalmente la ejecución se llevó a cabo sin esperar su llegada, por lo que sólo el padre del condenado, que vive en Pakistán, pudo verlo antes.

El ahorcamiento se produjo con un amplio dispositivo de seguridad en una cárcel de Faisalabad, en el este del país, similar al que se prepara en la prisión central de Lahore, capital de la provincia, donde están previstas otras cuatro ejecuciones para los próximos días.

El viernes pasado, otros dos condenados por el ataque contra Musharraf fueron llevados a la horca también en Faisalabad, por lo que fueron las dos primeras ejecuciones luego que el primer ministro paquistaní, Narwaz Sharif, levantó la moratoria sobre la pena capital vigente desde 2008.

El gobierno de Pakistán levantó el miércoles pasado la moratoria que pesaba sobre la pena de muerte, un día después del ataque talibán contra una escuela gestionada por el Ejército en Peshawar, noroeste de Pakistán, en el que 148 personas murieron, entre ellos 131 niños.

FOTO: Especial

NOTIMEX