16 de junio de 2013 / 05:53 p.m.

Ciudad de México • El coordinador de los diputados federales del PAN, Luis Alberto Villarreal, expresó su satisfacción con los acuerdos para celebrar dos periodos extraordinarios de sesiones y resolver las reformas pendientes, lo que a su juicio demuestra que el blanquiazul no actúa con la mezquindad que lo hizo el PRI durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.

"Se han establecido dos periodos extraordinarios, demostrando una vez más que el PAN no actúa con la mezquindad que el PRI actuó durante doce años al oponerse a aprobar cualquier reforma destinada a seguir transformando y modernizando a nuestro país", puntualizó.

Villarreal sostuvo que los acuerdos logrados por los coordinadores parlamentarios de ambas cámaras permitirán trabajar por México y sus ciudadanos, mediante la instalación de periodos extraordinarios destinados a resolver los temas pendientes.

"Así, el PAN se sigue consolidando como el partido reformista y transformador de México que piensa en los ciudadanos por encima de cualquier cosa; un partido que, sin negarle al país o a sus habitantes reformas estructurales, colabora como oposición modernizadora sin privilegiar intereses políticos por encima del bienestar de la gente, una actitud que el PRI no demostró tener por más de 12 años", insistió.

En un comunicado de prensa, el diputado federal por el estado de Guanajuato agregó que, solo a través del trabajo y voluntad de todas las fuerzas políticas, los legisladores podrán llegar a un periodo ordinario en septiembre, donde el enfoque sea consolidar la estabilidad de nuestra economía, que durante los últimos días se ha puesto en peligro.

Afirmó que los temas previstos para los periodos extraordinarios de sesiones han sido impulsados por Acción Nacional desde hace muchos años para construir un país más fuerte, democrático y transparente, como condiciones necesarias para asegurar un futuro próspero y de desarrollo para todos los mexicanos.

Durante la segunda quincena de julio se discutirán las reformas sobre transparencia, deuda de los gobiernos locales y combate a la corrupción, así como una reforma constitucional para facultar al Congreso a legislar el Código Único de Procedimientos Penales y la votación para concluir el proceso de selección del consejero faltante en el IFE.

En el segundo periodo se debatirán las leyes secundarias para las reformas constitucionales en educación, telecomunicaciones y competencia, las cuales ya han sido promulgadas, pero requieren legislaciones reglamentarias para operar, precisó Villarreal.

FERNANDO DAMIÁN