18 de junio de 2013 / 07:32 p.m.

 Los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional se culpan mutuamente del enfrentamiento registrado la noche de ayer en Coxquihui al norte de Veracruz y que dejó como saldo una persona muerta y cuatro lesionadas.

Es tal la situación, que hasta la afiliación o militancia del muerto se disputan, ya que la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional asegura que era panista y la del PRI que era miembro tricolor.

De acuerdo a un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del Estado que inició la investigación ministerial PAP3/239/2013 por la muerte de una persona, el atropellado por un vehículo después de una gresca entre simpatizantes de diferentes partidos políticos era José Benitp Gaona Medina de 38 años, quien fue identificado con una credencial de afiliación al PRI.

Gaona Medina murió al ingresar al hospital de Entabladero en tanto el resto de los lesionados están fuera de peligro, uno de ellos aún hospitalizado. Entre los lesionados se encuentran Germán Anuar Valencia y Enrique García Luna, al parecer miembros del PAN que cayeron de la camioneta en la que iban.

Los hechos se suscitaron en la comunidad de La Higuera, del municipio de la sierra del Totonacapan cuando se desarrollaba un mitin del PRI con el aspirante a la alcaldía Reveriano Pérez Vega, hasta donde llegaron militantes del PAN encabezados por el candidato a la alcaldía Lauro Becerra, después de un acto proselitista blanquiazul.

Marco Antonio Nuñez López, secretario general del PAN estatal señaló en entrevista que los agresores fueron los priistas y que la persona muerta era miembro del PAN, según el reporte que le habían dado los miembros del blanquiazul de la zona. Rechazó además que los panistas fueran armados y dispararan contra el mitin del Tricolor.

Pidió se investigara a fondo el conflicto y detuvieran a los responsables antes de que haya más derramamiento de sangre.

Por su parte el Comité Directivo Estatal del PRI, reprobó los hechos violentos ocurridos en el municipio de Coxquihui, dijo que no es con violencia, ni con amenazas como se gana la voluntad de los veracruzanos.

El PRI manifiesta “absoluto rechazo a la violencia con la que otros partidos políticos están queriendo violentar este proceso electoral”.

Abundó que los integrantes de la Coalición Veracruz para Adelante, llevarán el caso a la Comisión Plural Estatal para la Preservación del Entorno Político de Equidad a fin de que las instancias competentes intervengan y se evite la intención de vulnerar el clima de paz que debe prevalecer en el proceso electoral.

Hizo un llamado a continuar por la vía pacífica la jornada electoral, rechazó “la violencia y la agresión a la que nuevamente recurre el PAN y hace un llamado a las autoridades para que se investigue lo ocurrido”.

— ISABEL ZAMUDIO