28 de junio de 2013 / 12:59 p.m.

Ciudad de México• Militantes panistas crearon un movimiento contra los senadores identificados con Ernesto Cordero, a quienes demandaron renunciar al PAN y a sus cargos legislativos y dejar de usarlos como escudo “para cubrir sus cuestionables actos”.

En una carta dirigida a la militancia de Acción Nacional, 58 panistas del Distrito federal conformaron el movimiento #SomosMásde23 para reclamar el comportamiento de los senadores y el daño que han causado al partido y a la Cámara Alta.

“Quienes no compartimos ni las formas, ni las motivaciones, ni los actos de los Senadores del PAN, nos manifestamos en el sentido de reprocharles que han lesionado la imagen del partido frente a millones de ciudadanos que votaron por nosotros; así como dañado también la imagen del Senado de la República, no solo frente a los mexicanos, sino ante la comunidad internacional”.

“Si algún Senador ya no se identifica ni con la ideología ni con el orden institucional sustentado en el marco normativo del Partido Acción Nacional, en un acto de congruencia, le pedimos que renuncie al PAN y a la senaduría que con generosidad le fue otorgada con base en los Estatutos y Reglamentos que hoy ha decidido desconocer de manera pública”.

En la carta, a la que adjuntan sus nombres y número de afiliación, los panistas aseguraron que “la calidad de los miles de ciudadanos que militamos en el PAN no debe ser medida en función del comportamiento de 23 personas que antepusieron sus intereses personales al interés del partido al que dicen pertenecer; pero lo más grave, por encima del interés superior de la Nación, al utilizar uno de los poderes de la Unión y la Mesa Directiva del Senado de la República, como escudo para cubrir sus cuestionables actos”.

Criticaron que de víspera de las elecciones en 14 estados del país, la principal ocupación de 23 senadores encabezados por Ernesto Codero, y en su mayoría plurinominales, sea “retener el poder político y económico del Grupo Parlamentario del PAN en el Senado de la República, para utilizarlo como trinchera y fuente de recursos para lanzarse a la conquista del poder interno del partido”.

Dicha situación, aseguraron, “afecta el trabajo proselitista de miles de ciudadanos que en estos momentos se encuentran trabajando por darle a sus municipios o a sus Estados, gobiernos honorables y eficientes que reivindiquen los derechos fundamentales de la persona humana y reorienten el ejercicio de gobierno en beneficio de sus comunidades”.

Aseguraron que son muchos más los panistas que quieren que impere el diálogo, el respeto, el entendimiento y la generosidad, por parte de estos legisladores con la dirigencia nacional que tiene un origen y sustento estatutario.

Dieron a conocer que se sumarán al pacto de silencio convocado por Gustavo Madero “en aras de concentrar nuestros esfuerzos en apoyar a nuestros candidatos y a los de miles de panistas y simpatizantes que están trabajando por conquistar el voto ciudadano, para beneficio de sus comunidades”.

Entre los firmantes de la misiva se encuentran Raúl Paredes, Rafael Guarneros, Aldo Carrillo, Quetzal Castro, Manuel Saldaña, Jován Jesús González, Silvia Lomelí, Rubén Cantú, entre otros.

LILIANA PADILLA