15 de enero de 2014 / 02:52 p.m.

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco denunció ayer en la homilía de la misa que celebra en la residencia de Santa Marta la “figura del cristiano corrupto”, al hablar de laicos, sacerdotes y obispos que se aprovechan de la situación y sus privilegios.

El Papa basó su homilía, publicada por Radio Vaticano, en algunas figuras del cristianismo totalmente rechazables y para ello comentó la lectura del día sobre el sacerdote Elí y sus hijos.

"El sacerdote Elí, un pobre sacerdote, débil, tibio, que dejaba hacer muchas cosas malas a sus hijos”, explicó el Pontífice argentino, y agregó cómo éste despreciaba también a los fieles.

“Cuántas veces el pueblo de Dios se siente no querido por aquellos que deben dar testimonio: por los cristianos, por los laicos cristianos, por los sacerdotes, por los obispos...”, exclamó Francisco.

Jorge Bergoglio pasó después a describir el comportamiento de los hijos de Elí que “eran sacerdotes, pero ladrones”.

"Iban detrás del poder, detrás del dinero. Explotaban a la gente, se aprovechaban de las limosnas, de los regalos, el Señor les castigó”, dijo el Papa.

Para el Pontífice, “ésta es la figura del cristiano corrupto, del laico corrupto, del sacerdote corrupto, del obispo corrupto, que se aprovecha de la situación, de su privilegio de la fe, de ser cristiano”.

"De un corazón corrupto llega la traición como la de Judas que traiciona a Jesús”, agregó.

Al final de su homilía, el Papa pidió que los cristianos aprendan a “no ser legalistas puros, hipócritas como los escribas y los fariseos, a no ser corruptos como los hijos de Elí y a no ser tibios como Elí”.

Se reuniría con Obama

El presidente de EU, Barack Obama, planea reunirse pronto con el papa Francisco, según anunció el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien aclaró que todavía no hay  fecha fijada para ese encuentro.

Obama “está deseando reunirse con el papa Francisco en algún momento en un futuro cercano”, explicó Carney en su rueda de prensa diaria.

EFE