26 de julio de 2014 / 03:40 p.m.

Roma.- Jorge Bergoglio, el sumo pontífice argentino, compartió un almuerzo con los empleados de la Santa Sede y se mostró como un funcionario más: tomando su propia bandeja y sirviéndose él mismo su comida.Las muestras de humildad y austeridad son comunes en el papa Francisco.

El diario L'Osservatore Romano capturó a Bergoglio durante el almuerzo con sus empleados, en el que eligió un plato de pasta sin salsa, una porción de bacalao, verduras a la plancha y papas fritas.

FOTO: Twitter @oss_romano

TELEDIARIO DIGITAL