NOTIMEX
28 de julio de 2015 / 11:32 a.m.

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco decidió prescindir de los servicios de su médico personal, Patrizio Polisca, quien dejó también su cargo como director de los servicios sanitarios del Vaticano.

La decisión fue confirmada este martes por el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, el cual –en declaraciones a los periodistas- salió al paso de noticias publicadas por la prensa italiana que hablaban de un “despido”.

El sacerdote jesuita explicó que Polisca cumplió, en este mes, sus cinco años como director de los servicios sanitarios y, por eso, su cambio debe ser considerado como “normal” con base en el reglamento para el personal dirigente laico de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Polisca continuará su apreciado servicio como médico personal del Papa emérito Benedicto XVI y seguirá residiendo en el Vaticano”, agregó.

Lombardi no pudo determinar quién será el sustituto del doctor saliente ni como responsable de la salud del pontífice ni como encargado de los servicios sanitarios.

Desde tiempos del Papa Juan Pablo II ambos cargos se consideran vinculados y durante años los ostentó Renato Buzzonetti, quien no sólo atendió a Karol Wojtyla sino, por un tiempo, a su sucesor Joseph Ratzinger.

En 2010, Benedicto XVI designó como su sucesor a Polisca, quien lo acompañó hasta 2013 y siguió como médico del Papa Francisco.

Pero ahora las cosas podrían cambiar ya que no es seguro que el Papa Jorge Mario Bergoglio elija a un único doctor de cabecera ni que este sea –al mismo tiempo- director de los servicios sanitarios vaticanos.

“Veremos quién acompaña al Papa en su viaje a Cuba y Estados Unidos”, exclamó Lombardi haciendo referencia a que en cada visita apostólica el médico es parte de la comitiva papal. La próxima gira está prevista para septiembre.