ap
26 de enero de 2016 / 08:23 a.m.

Ciudad del Vaticano.- "Querido papa Francisco", comienza la carta de Mohamed, un niño de 10 años de edad. "¿Volverá el mundo a ser como antes?"

Firmado "Respetuosamente", el pequeño le escribió desde una escuela de los jesuitas para niños refugiados en Siria y recibió una larga respuesta personal del mismo pontífice.

También recibieron respuestas otros 29 niños que le enviaron preguntas al papa en cartas dirigidas desde todo el mundo para compaginar un libro ilustrado con sus propios dibujos.

El libro, "Querido papa Francisco", será publicado el 1 de marzo por Loyola Press, en Chicago. Es un proyecto que probablemente no se hubiera materializado sin la ayuda del padre Antonio Spadaro, jesuita al igual que Francisco y director de La Civilta Cattolica, una publicación católica de Roma.

Tom McGrath, de la editorial fundada por los jesuitas, coeditó el libro con Spadaro después de solicitar ayuda del religioso. Spadaro llevó una cincuentena de cartas con preguntas al papa para que este seleccionara 30. Spadaro se sentó junto al pontífice mientras Francisco respondía a cada uno.

"Él conoce muy bien al papa Francisco", dijo McGrath de Spadaro.

"Hay quienes fabrican armas para que la gente se pelee y dispute guerras", escribió Francisco en su respuesta a Mohamed. "Hay gente que tiene odio en su corazón. Hay gente que solo está interesada en el dinero y que vende lo que sea para conseguirlo. Incluso vende a otras personas".

En cuanto a la pregunta del niño, el papa le respondió: "No, cuando llegue el momento, el mundo no será como antes. Será mucho mejor de lo que fue en el pasado".

Una vez que Francisco accedió a participar en el proyecto, Loyola se comunicó con religiosos y laicos en el mundo para vincular a la editora con los niños. Los 30 pequeños participantes en el libro van de los 6 a los 13 años. En total, se recibieron unas 250 cartas en 14 idiomas procedentes de 26 países.

A Francisco "le encantó el proyecto desde el comienzo", afirmó McGrath. "Tiene gran cariño por los niños, que lo quieren mucho. Se sorprendió por la profundidad de las preguntas".

Las respuestas del papa no fueron resumidas ni editadas. En una sesión de 90 minutos con Spadaro en Roma en agosto, Francisco respondió en una mezcla de italiano y español. Spadaro transcribió las respuestas y conectó a Loyola Press con el Vaticano.

"Fueron las palabras exactas del papa", aseguró McGrath. "En un momento comentó 'estas son difíciles'. Se dio cuenta de que debía a los niños una respuesta más profunda que lo primero que se le ocurriera".

Loyola publicará el libro en inglés y español. Como proyecto internacional jesuita, también se publicará simultáneamente en varias naciones, entre ellas México y Brasil.

Loyola Press proyecta llevar a Roma a diez de los niños incluidos en el libro para que sean recibidos por el papa. Viajarán con sus padres desde Argentina, Estados Unidos, China, Irlanda, India, Canadá, Kenia, Singapur y Australia.