NOTIMEX
28 de febrero de 2016 / 05:25 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco hizo un llamado el domingo a una respuesta coordinada para ayudar al flujo de personas que está llegando a Europa huyendo de las guerras en Siria e Irak, en momentos en que los países de la región discuten sobre formas de compartir los costos de recibir y mantener a los inmigrantes.

Al dirigirse a la multitud en la Plaza San Pedro del Vaticano, Francisco, quien este mes condenó el sufrimiento de los inmigrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, dijo que el "drama" de los refugiados está siempre en sus oraciones.

"Grecia y otras naciones en los sectores fronterizos (de la Unión Europea) están brindando a estas personas una ayuda generosa, aunque necesitan de la colaboración de todos los países. Una respuesta al unísono podría ser efectiva para distribuir la carga de manera justa", dijo el pontífice.

"Para hacer esto, necesitamos impulsar decisivamente y sin reservas las negociaciones", añadió.

Grecia se ha visto inundada con refugiados e inmigrantes, después de que los países de los Balcanes cerraron sus fronteras y de que Austria restringió el ingreso de los cientos de miles de personas que llegan a Europa, en el segundo año de la peor crisis de inmigración desde la Segunda Guerra Mundial.

El Papa Francisco dio la bienvenida al acuerdo para cesar las hostilidades en Siria, donde cinco años de guerra civil han causado la muerte de más de 250.000 personas y desplazaron de sus hogares a unos 11 millones, desatando una enorme ola de refugiados.

"Recibo con esperanza la noticia sobre el cese de las hostilidades en Siria e invito a todos a orar porque esta pausa ofrezca alivio a una población que sufre, permita el paso de la ayuda humanitaria que necesitan y abra las vías para el diálogo en pos de un acuerdo de paz de largo plazo", declaró.