AP
11 de julio de 2017 / 03:03 p.m.

CARACAS (AP) — La Asamblea Nacional de Venezuela canceló el martes su sesión ordinaria luego de que agentes de la Guardia Nacional impidieron el ingreso de periodistas y dificultaron la llegada de diputados y empleados a ese recinto.

"Es grave lo que está sucediendo. Después de los hechos de violencia de la semana pasada, cuando permitieron el paso de turbas del gobierno, hoy la Guardia Nacional no deja sesionar", dijo el diputado opositor Stalin González a periodistas afuera del Congreso.

La presencia de "piquetes de la Guardia" en los alrededores de la Asamblea Nacional "obligó a diputados a caminar varias cuadras" para poder ingresar y a la prensa "simplemente se le impidió acercarse. Así no se puede sesionar", agregó.

El hecho se produjo un día después de que la Fiscalía General acusara al coronel Bladimir Lugo, oficial de la Guardia Nacional a cargo de la seguridad del Congreso, por su presunta responsabilidad en un ataque a congresistas ocurrido la semana pasada.

Lugo fue citado a comparecer ante la Fiscalía el 13 de julio por la supuesta violación de los derechos humanos de "diputados y otros ciudadanos" que habrían sido "agredidos físicamente por este funcionario", de acuerdo con la Fiscalía.

La acción judicial contra el coronel se dio casi dos semanas después de que el presidente Nicolás Maduro lo condecorara en una muestra de apoyo a la Guardia Nacional. Dos días antes de la condecoración Lugo había empujado al presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges. En un vídeo se observa a Lugo arremetiendo contra Borges y obligándolo a retirarse tras negarse a dar explicaciones sobre un incidente en el que congresistas opositoras presuntamente fueron agredidas por subordinados del jefe militar.

Lugo es el tercer alto oficial acusado de abusos por la fiscal general Luis Ortega Díaz desde el inicio a fines de marzo de las protestas antigubernamentales que han dejado al menos 92 muertos, más de 1.500 heridos y unos 500 detenidos

La actuación de Lugo también está bajo escrutinio tras el desempeño de la Guardia Nacional durante un choque entre presuntos simpatizantes del oficialismo, legisladores y trabajadores en el Palacio Legislativo que dejó 12 heridos.

El 5 de julio, día de la independencia venezolana, un grupo de manifestantes -algunos portando pasamontañas, armas de fuego y objetos contundentes- ingresaron al Congreso y propinaron golpizas a varios diputados, empleados y periodistas.

ilp