25 de febrero de 2015 / 03:59 p.m.

Alan Pulido recibió una noticia que puede ser beneficiosa. El ministro adjunto de Deportes, Stavros Kondonís, anunció la suspensión indefinida de todos los partidos de fútbol de la liga griega para poner en marcha una serie de medidas encaminadas a acabar con la violencia en los estadios.

La medida le cae como 'anillo al dedo' a Pulido dado que podrá tener un mayor margen de tiempo para que la FIFA le envíe el registro provisional, sin que pierda más partidos de la presente temporada. Mientras tanto, el mexicano continúa entrenándose bajo las órdenes del técnico del Levadiakos, Akis Mantzios.

El paro incluirá a todos los campeonatos profesionales y semiprofesionales de Primera, Segunda y Tercera División, después de que el pasado domingo se produjesen graves incidentes en el derbi que enfrentó al Panathinaikos y al Olympiacos.

La suspensión es indefinida, aunque los medios griegos señalan que podría extenderse entre dos y tres semanas.

Esta determinación se tomó días después de los graves incidentes que protagonizaron el pasado domingo los aficionados radicales del Panathinaikos durante el derbi ante el Olympiacos.

Minutos antes de que inicie el encuentro, unos 50 seguidores del Panathinaikos invadieron el terreno de juego del Apostolos Nikolaidis Stadium, su estadio, y lanzaron objetos a los jugadores del Olympiacos que empezaban el calentamiento.

El lanzamiento de bengalas y objetos continuó después del partido lo que provocó enfrentamientos con la policía que incluso utilizó gases lacrimógenos contra los aficionados.

REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE EFE