REUTERS
18 de abril de 2016 / 12:50 p.m.

BRASILIA.- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, sufrió el domingo una humillante derrota en una votación decisiva en la Cámara de Diputados del Congreso que la podría forzar a dejar el cargo a pocos meses de que el país sea el anfitrión de los Juegos Olímpicos.

Estos son los siguientes pasos del juicio político según la constitución brasileña:

1) El Senado deberá votar si sigue adelante con un juicio político contra Rousseff por manipular las cuentas presupuestarias para ayudar a su reelección en 2014. El momento de esta votación no está claro, pero se cree que será en mayo.

El presidente del Senado, Renan Calheiros, quien apoya a Rousseff, debe proporcionar un calendario que indique cómo debe desarrollarse el proceso.

2) Inicialmente, se debe crear un comité para estudiar la admisibilidad del pedido de juicio político, pero no los méritos del caso contra Rousseff. El comité luego tiene que emitir una recomendación no vinculante al Senado.

Si el Senado acuerda por una mayoría simple llevarla a un juicio, Rousseff sería suspendida de inmediato de sus funciones y el vicepresidente, Michel Temer, asumiría como presidente en funciones.

Antes de la votación en Diputados, varios senadores dijeron que la mandataria carece del respaldo necesario en el Senado para evitar un juicio.

El Senado tendría 180 días para realizar un juicio, encabezado por el presidente del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski. Analistas dicen que un juicio, de ocurrir, sería un proceso rápido dada la crisis política en Brasil y podría decidirse a finales de mayo.

3) Si dos tercios de los 81 miembros de la Cámara alta, o 54 senadores, votan por una destitución, Rousseff será despojada de sus derechos políticos y no podrá aspirar a cargos de elección popular por ocho años. Temer sería confirmado como presidente para el resto del mandato que concluye el 31 de diciembre del 2018.

Sería la primera vez que un presidente brasileño es destituido por un juicio político desde que en 1992 el actual senador Fernando Collor de Mello fue depuesto por cargos de corrupción.