MILENIO DIGITAL
20 de junio de 2017 / 01:39 p.m.

ESPECIAL.- El pastor evangélico Javier Soto usó la bandera LGBT+ como alfombra en el programa de televisión chileno 'El Interruptor', cuyo equipo de producción consideró el acto como una ofesa y lo invitó a retirarse del set.

Las diferencias entre el pastor y el conductor, José Miguel Villouta, comenzaron muy pronto. Al iniciar la conversación, el pastor dijo que tenía que "invocar a Dios", lo que el anfitrión que calificó como un "atrevimiento", pues podría encontrarse en "una casa de alguien que puede ser ateo".

Momentos después Soto dijo: "Tengo un poco de frío en los pies, así es que vamos a colocar una alfombra." Tras pronunciar estas palabras, el pastor colocó la bandera LGBT+ en el piso para luego poner sus pies sobre ella, ante el asombro del conductor.

"Esta es una alfombra que yo uso en los programas a los que voy. Éste es el trapo inmundicia que voy a poner acá para hacer más ameno el programa. Éste es un trapo inmundicia que siempre uso", explicó el pastor.

Ante ello, Villouta expresó: "Yo creo que eso es una falta de respeto. Yo soy homosexual, éste es mi programa, y esto me parece una falta de respeto y yo no puedo aceptar esto."

Soto señaló que para él no era una falta de respeto. "Esto no tiene su nombre inscrito, es solamente un paño que refleja nuestra campaña. Usted sabe que llevamos una campaña sólida contra lo que está impulsando Rolando Jiménez y Luis Larraín", dijo en alusión a las recientes políticas chilenas en favor de los derechos para los homosexuales.

Tras ello, la directora de contenidos del canal apareció a cuadro para pedirle al pastor que retirara la bandera LGBT+ del suelo. Sin embargo, Soto se negó a la petición y fue invitado a abandonar el set de grabación.

El programa se emitiría en el canal Via X, pero la discusión ya fue lanzada en Youtube.


pjt