22 de enero de 2015 / 06:52 p.m.

El entrenador de los Patriots Bill Belichick dijo que desconoce cómo se desinflaron los balones durante el partido en que su equipo ganó el pase al Súper Bowl.

Pero Belichick se negó a responder preguntas el jueves al decir que no sabe nada acerca de las acusaciones de que su equipo hizo trampa al desinflar los balones usados en el partido contra los Colts por el campeonato de la Conferencia Americana.

La NFL está investigando el caso.

"No estaba al tanto de esta situación hasta el lunes por la mañana", dijo Belichick, quien señaló que quedó "sorprendido" al enterarse de la noticia.

"Diría que he aprendido mucho más sobre este proceso en los tres últimos días de lo que sabía o de lo que hablé al respecto en los 40 años que llevo entrenando en esta liga", agregó. "No conocía todos los pasos que tienen que ver con las pelotas".

Belichick no especificó quién en la organización de los Patriots es responsable por los balones desinflados, ni tampoco absolvió a nadie más allá de sí mismo.

Los balones desinflados usualmente son más fáciles de lanzar y atrapar, y los quarterbacks y otros especialistas del equipo usualmente tienen sus preferencias sobre cómo preparar las pelotas para los partidos. Belichick dijo que desconocía el procedimiento para administrar los balones antes de cada partido hasta que surgieron las acusaciones.

Belichick dijo que a veces escucha a los quarterbacks, pateadores y especialistas hablar sobre sus preferencias sobre los balones.

"Puedo decirles y ellos les dirán que nunca hay simpatía de parte mía en cuanto a ese tema. Cero", afirmó.

Se espera que el quarterback Tom Brady hable con periodistas más tarde el jueves.

El entrenador indicó que de ahora en adelante los Patriots inflarán las pelotas por encima del nivel mínimo, para evitar que bajen del nivel aceptable por la liga durante los partidos.

"En el futuro tomaremos cualquier medida para asegurar que no volvamos a estar en una situación similar", expresó.

Belichick, campeón de tres Súper Bowl con los Patriots, dijo que usualmente obliga a sus jugadores a practicar con balones en malas condiciones.

"Cada vez que los jugadores se quejan por la calidad de las pelotas, las empeoro más y ahí terminan las quejas", señaló.

Los Patriots enfrentan a los Seahawks de Seattle en el Súper Bowl el 1 de febrero en Glendale, Arizona.

Belichick rehusó contestar varias preguntas después de sus primeras declaraciones en la conferencia de prensa, y respondió en varias ocasiones con la frase "les dije todo lo que sé" y "no tengo una explicación".

AP